Actualizado 09/12/2018 10:26:14 +00:00 CET

La UE discute mañana su estrategia de cara a la toma de posesión de Maduro y la facilitación del diálogo

Nicolás Maduro
REUTERS / HANDOUT . - Archivo

   Los ministros de Exteriores sancionarán a nueve ucranianos por las elecciones ilegales en el este de Ucrania

   BRUSELAS, 9 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los ministros de Asuntos Exteriores de la Unión Europea discutirán este lunes la crisis política, económica y humanitaria en Venezuela y la facilitación para relanzar un diálogo entre el Gobierno y la oposición para tratar de superar el bloqueo actual, así como la necesidad de mantener "una posición totalmente unida" en la toma de posesión del nuevo mandato de Nicolás Maduro el 10 de enero.

   "El objetivo de la discusión será llegar a una posición de unidad y mostrar claramente lo que pensamos de este segundo mandato", han explicado fuentes diplomáticas, que recuerdan que la Unión Europea no ha reconocido las elecciones en las que se impuso Maduro que se celebraron "en condiciones no democráticas" y "nunca" ha reconocido "legalidad de la Asamblea Constituyente".

   "Si toma posesión en una ceremonia orquestada por esta Asamblea, no espero que haya una enorme presencia de la UE en esa ceremonia", ha ironizado un alto diplomático europeo, al ser preguntado por qué tipo de acciones diplomáticas podrían pactar los Veintiocho.

   A diferencia de algunos Gobiernos que utilizan el reconocimiento o no de un Estado o Gobierno "como instrumento de demostrar su desaprobación", la UE tiene una posición "muy pragmática" que pasa por "reconocer lo que hay", ha precisado dicha fuente.

   "Vamos a seguir necesitando trabajar con las autoridades venezolanas después del 10 de enero, como hemos hecho hasta ahora. Hemos dejado claro que no nos gustan muchas de las cosas que están haciendo estas autoridades", ha subrayado.

   Varias fuentes diplomáticas han avanzado que por ahora no hay "más sanciones" sobre la mesa pero el bloque no descarta que sea necesario elevar la presión más adelante si los esfuerzos de la Unión Europea para facilitar un diálogo entre el Gobierno y la oposición con la creación de un grupo de contacto, con países de la UE y de la región, no prospera.

"No habrá más sanciones suplementarias por ahora", han explicado fuentes diplomáticas, mientras que otras admiten que "algunos" países sí reclaman "más sanciones" al temer que "el régimen aproveche cualquier esfuerzo para ganar tiempo y prestigio, reconocimiento internacional" y creen "que hay que reforzar la presión".

   "Las sanciones se quedan como están (...) Mantenemos la presión y al mismo tiempo buscamos una solución política negociada", han precisado otras fuentes diplomáticas, que han confirmado que no habrá conclusiones ni decisiones concretas sobre Venezuela el lunes.

   Se espera que la Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini, informe a los Veintiocho de sus "gestiones" de cara a poder poner en marcha un grupo de contacto internacional, que reuniría a países y organizaciones internacionales y regionales, que puedan tener "influencia" sobre ambos bandos o al menos uno de ellos.

   España y otros países europeos como Italia, Portugal y quizás Francia, quien ya se ofreció para mediar entre las partes, podrían querer participar en el grupo de contacto.

   Fuentes diplomáticas insisten en que el trabajo sobre el grupo de contacto está en fase "muy preliminar" y apenas se están "empezando" los "primeros contactos para ver quienes pueden ayudar", teniendo en cuenta que el grupo deberá ser "equilibrado" y que tengan "influencia" sobre Gobierno y oposición.

   El bloque europeo está "muy preocupado" por la situación en Venezuela, incluido por el impacto de la crisis de refugiados que está teniendo en los países vecinos y "el riesgo" de un colapso económico mayor en Venezuela y que haya "más violencia" y es consciente de que "no hacer nada no es una opción". "Todos los europeos están de acuerdo en que hay que buscar una solución política y negociada", han insistido fuentes diplomáticas.

   "Si no se quiere que todo el mundo se vaya o que haya una guerra civil. Hay que buscar cómo traer a las partes para que dialoguen de nuevo", han alertado fuentes diplomáticas, que admiten la dificultad del empeño "con un régimen que no quiere dialogar" y el problema de la oposición "fragmentada".

   La Comisión Europea anunció este martes una ayuda urgente de 20 millones de euros adicional para asistir a los más de tres millones de venezolanos que han huido al os países vecinos, incluido casi un millón a Colombia, medio millón en Perú, 221.000 a Ecuador y 85.000 a Brasil. Estos se suman a una primera partida de 35 millones de euros anunciada en junio para ayudar a cubrir las necesidades básicas de los refugiados y los países de acogida.