Publicado 23/09/2019 16:11:23 +02:00CET

UE.- Draghi defiende que la ralentización hacía "indispensable" aprobar el último paquete de estímulos del BCE

No ve "señales convincentes" de un repunte del crecimiento de la eurozona

BRUSELAS, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

La ralentización que está experimentando la economía de la zona euro hacía "indispensable" el nuevo paquete de estímulos monetarios aprobado recientemente por el Banco Central Europeo (BCE), según ha defendido el presidente del instituto emisor, Mario Draghi, en una comparecencia en el Parlamento Europeo.

"Cuando el Consejo de Gobierno se reunió hace dos semanas, se enfrentó a una desaceleración más rápida y extensa que lo pensado anteriormente, riesgos a la baja más persistentes y un nuevo retraso en la convergencia de la inflación hasta nuestro objetivo. Una respuesta fuerte de la política monetaria era, por tanto, indispensable", ha expresado en su última audiencia ante la comisión de Asuntos Económicos y Monetarios de la Eurocámara.

El banquero italiano ha señalado que el "impulso" económico en la eurozona se ha ralentizado "considerablemente" en los últimos meses, debido principalmente a la "debilidad" del comercio internacional "en un entorno de incertidumbres persistentes relacionadas con políticas proteccionistas y factores geopolíticos".

En esta línea, ha explicado que estos factores están afectando cada vez más a la confianza económica y, en particular, al sector industrial, que es el que más expuesto está al comercio global y a "influencias extranjeras".

"Los últimos datos y los indicadores como las nuevas órdenes de exportación de manufacturas no muestran señales convincentes de un repunte del crecimiento en el futuro cercano y el conjunto de riesgos al crecimiento sigue a la baja", ha explicado.

Draghi ha resumido las principales novedades aprobadas el pasado 12 de septiembre y ha subrayado que dichas medidas "acentúan" la determinación y preparación del BCE para "aportar el estímulo monetario necesario para perseguir el objetivo de estabilidad de los precios".

"Seguimos estando preparados para ajustar todos nuestros instrumentos si está justificado por la previsión de la inflación", ha remarcado el presidente saliente del BCE.