Publicado 17/04/2020 18:38:54 +02:00CET

UE.- España, Italia, Francia y Alemania piden a Bruselas que la reforma de asilo incluya un reparto obligatorio

BRUSELAS, 17 Abr. (EUROPA PRESS) -

España, Francia, Italia y Alemania han pedido en una carta a la Comisión Europea que la propuesta que ultima para reformar la política de asilo común incluya un sistema obligatorio para el reparto de la acogida de demandantes de asilo, aunque aceptan que haya excepciones que permitan a los países dar apoyo con "otras medidas de solidaridad" si la razón está motivada.

"Es necesaria una reforma fundamental para construir un sistema en donde los estados miembro afronten el reto de la política de asilo unidos, basándose en el principio de solidaridad y en el reparto justo de la responsabilidad que consagran los Tratados", advierten en una carta los ministros de Interior de estos cuatro países, entre ellos Fernando Grande-Marlaska, a la que ha tenido acceso Europa Press.

La misiva está dirigida al vicepresidente del Ejecutivo comunitario responsable de Migración, el griego Margaritis Schinas, y a la comisaria de Interior, la sueca Ylva Johansson, que se comprometieron a presentar en abril su propuesta, aunque la crisis generada por el coronavirus parece haber dejado en suspenso el calendario de Bruselas.

En cualquier caso, los ministros recuerdan al Ejecutivo comunitario el compromiso de su presidenta, Ursula von der Leyen, de relanzar la reforma con un "verdadero reinicio" que permita una gestión migratoria "justa, eficiente y resiliente".

El anterior Ejecutivo comunitario dirigido por Jean-Claude Juncker intentó sin éxito durante varios años sacar adelante un sistema de reparto permanente, pero chocó con la oposición frontal de Hungría y otros países del Este, que ya se negaron a cumplir con sus obligaciones de acogida pactadas con el resto de la UE durante la crisis de los refugiados de 2015.

Recientemente, el Tribunal de Justicia de la UE ha fallado en contra de Hungría, Polonia y República Checa por no respetar el plan provisional, un fallo que ha sido interpretado en el resto de la UE como un respaldo al sistema de cuotas.

Así las cosas, los ministros piden que la nueva estrategia mantenga el propósito de un "mecanismo vinculante" para redistribuir la carga de la acogida que soportan los países en la primera línea de entrada a la Unión Europea, como España o Italia, de modo que parte de los demandantes puedan ser reubicados en otros países socios.

Sin embargo, aceptan que algunos países puedan recurrir a "otras medidas de solidaridad", aunque piden que sea sólo como "excepción" y en casos con razones "motivadas".

También apuntan la necesidad de que la Unión Europea cuente con un "mecanismo solidario de búsqueda y rescate" de migrantes en el mar Mediterráneo, aunque no detallan su propuesta al respecto.

Finalmente, Grande-Marlaska y sus colegas de Francia, Italia y Alemania advierten de que sigue estando pendiente resolver el problema de los movimientos secundarios sin que se dañe el acervo del espacio sin fronteras Schengen, al tiempo que reclaman que la tramitación de las demandas de asilo se haga en la frontera exterior para evitar que quien no tenga derecho a protección internacional permanezca en territorio de la UE.