Publicado 16/12/2020 13:31CET

UE.- La Eurocámara aprueba el nuevo mecanismo que condiciona los fondos europeos al respeto del Estado de derecho

Ursula Von Der Leyen, en una comparecencia en el Parlamento Europeo, en Bruselas
Ursula Von Der Leyen, en una comparecencia en el Parlamento Europeo, en Bruselas - Etienne Ansotte/European Commiss / DPA

BRUSELAS, 16 Dic. ((EUROPA PRESS) -

El pleno del Parlamento Europeo ha aprobado este miércoles el nuevo sistema de condicionalidad para recibir fondos europeos y que prevé la suspensión de las ayudas si la Comisión Europea detecta vulneraciones de los principios del Estado de derecho que puedan afectar a los intereses financieros del bloque.

Este mecanismo, al que se oponían Hungría y Polonia y por ello bloquearon el presupuesto comunitario de los próximos siete años y el fondo de recuperación, se aplicará finalmente a partir del 1 de enero de 2021.

El Ejecutivo comunitario será la institución encargada de concluir que se ha producido una violación del Estado de derecho y proponer la activación del mecanismo contra un Estado miembro, que contemplará la suspensión del desembolso de ayudas europeas.

El resto de Estados miembros dispondrá después de un plazo de un mes para votar las medidas propuestas por Bruselas por mayoría cualificada. Este periodo se podrá ampliar hasta los tres meses en casos excepcionales.

En todo caso, el proceso completo para que las instituciones puedan tomar medidas una vez identificados los riesgos prevé un máximo de 9 meses, frente a los 12 que preveía la propuesta legislativa inicial.

En las negociaciones con los Estados miembros, los eurodiputados consiguieron que el sistema de condicionalidad se aplicará, además de a casos de fraude y corrupción, a infracciones "sistémicas" de los valores fundamentales, como democracia o independencia judicial, cuando éstas afecten o amenacen con afectar a la gestión de los fondos europeos.

La normativa también recoge un sistema para protege a los receptores de los fondos cuando se apruebe la suspensión de los mismos, como estudiantes, agricultores o ONG, que podrán reclamar el pago de ayudas a través de una web de la Comisión Europea.

Los jefes de Estado y de Gobierno de la UE pactaron la semana pasada una declaración en la que garantizaban a Budapest y Hungría que este mecanismo no se utilizaría para presionarles en otros campos, como la política migratoria. Con este movimiento consiguieron levantar su veto sobre el paquete presupuestario, pero no se modificó nada del mecanismo de condicionalidad.