Publicado 27/01/2021 11:51CET

UE.- El Eurogrupo firma la reforma del fondo de rescates y lanza su ratificación a nivel nacional

BRUSELAS, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los países de la eurozona han firmado este miércoles los acuerdos alcanzados en noviembre para la reforma del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), lanzando así el proceso de ratificación a nivel nacional para que el fondo europeo de rescates pueda disponer de más poderes de supervisión y proporcione desde principios de 2022 una nueva "red de seguridad" en casos de quiebras bancarias.

"Hoy damos un importante paso adelante en el mayor desarrollo de la Unión Económica y Monetaria que fortalecerá la capacidad de la eurozona para prevenir y resolver crisis, así como la Unión Bancaria. También demostramos nuestra unidad en el objetivo de progresar en cuestiones importantes para el beneficio de nuestros ciudadanos", ha celebrado en un comunicado el presidente del Eurogrupo, Paschal Donohoe,

Estonia ha sido el único país que no ha podido firmar aún las enmiendas al Tratado del MEDE por el reciente cambio de gobierno, pero ha prometido al resto de socios de la zona euro que lo hará "lo antes posible".

El Eurogrupo dio el pasado 30 de noviembre luz verde a las modificaciones del tratado del MEDE, que ya fueron pactadas en el verano de 2019 pero cuyo proceso de ratificación no pudo ser lanzado por la controversia que generó en Italia.

En particular, la reforma fortalece las competencias del MEDE para que este organismo tenga más poder en situaciones de rescate. En colaboración con la Comisión Europea, el fondo europeo de rescates también diseñará, negociará y vigilará futuros programas de ajuste.

Antes de llegar a esta situación, no obstante, los países con problemas podrán tener acceso a una nueva línea preventiva de crédito, aunque bajo ciertas condiciones. La reforma "fortalece" estos instrumentos para hacerlos más "efectivos" y fáciles de acceder, según ha explicado el MEDE en un comunicado.

Además de aumentar la capacidad de supervisión del MEDE en futuros rescates, se pone a cargo de este organismo un 'cortafuegos' para la Unión Bancaria que entrará a principios de 2022, un año antes de lo previsto hasta este lunes. Cuando esté operativo, se podrá echar mano a este fondo de emergencia, que sería utilizado si en alguna ocasión se agotan los recursos del Fondo Único de Resolución (FUR) y que contará con una potencia de fuego de hasta 68.000 millones de euros

La reforma también facilita las quitas a acreedores en casos de reestructuraciones de deuda a través de cláusulas de acción colectiva (CAC). Este precisamente fue el punto que generó tanto debate en Italia porque se considera que podría provocar un incremento de los tipos de interés cuando estas cláusulas sean introducidas en las emisiones de deuda soberana.

El director gerente del MEDE, el alemán Klaus Regling, ha destacado que estos cambios "acercan a la eurozona hacia el objetivo de completar la Unión Bancaria", un aspecto necesario para que la Unión Económica y Monetaria sea "más sólida".