Actualizado 20/06/2008 22:16 CET

UE.- Garzón ve la directiva de retorno de la UE una "regresión fruto de la crisis y de la imprevisión de los gobiernos"

JAÉN, 20 Jun. (EUROPA PRESS) -

El magistrado de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón consideró hoy que la directiva que armoniza los procedimientos de repatriación de inmigrantes en los países miembros de la Unión Europea es "una regresión fruto del periodo de crisis en el que estamos y fruto de la imprevisión de la mayoría de los gobiernos".

El juez, que presentó hoy en Jaén los cursos de verano de la Universidad jiennense Torres que él mismo dirige, ironizó con que no pensaba "estar de acuerdo en nada" con el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, si bien matizó que ha escuchado "algunas afirmaciones que, puliéndolas de su retórica habitual, se podían suscribir", en referencia a la inmigración.

Chávez amenazó ayer con no vender crudo a los países de la UE que apliquen la nueva normativa de inmigración aprobada el miércoles pasado por el Parlamento Europeo y añadió que también revisará las inversiones de esos países en Venezuela para aplicarles "también una ley de retorno".

En opinión de Garzón, Europa camina hacia un modelo de tratamiento de la inmigración que no es el que debiera existir. Por ello, y a pesar de insistir en que comprende que hay problemas, aseguró que es "muy preocupante" lo que está ocurriendo en algunos países como Italia, lo que está ocurriendo con la última directiva europea.

No obstante, Garzón se mostró confiado en "el buen juicio de los gobiernos locales, entre ellos el español" y en que no se vaya a aplicar en su totalidad algo que, en su opinión, parece leerse en las declaraciones de la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega.

Como ejemplo de ese rumbo equivocado citó la ampliación a 18 meses de retención de los inmigrantes, sin control judicial y posibilidad de expulsión a países que no son de origen, incluso de menores, lo cual consideró "altamente problemático". "Algo tendrá que decir tanto el Tribunal Constitucional como el Tribunal Europeo de Derechos Humanos", apostilló.

Así las cosas, y aprovechando el marco de uno de los cursos de Torres, que precisamente versará sobre 'Inmigración e integración', afirmó que a los gobiernos "les corresponde solucionarlo, y a nosotros reflexionar sobre ello y denunciar aquello que no se ajusta a la Declaración de Derechos Humanos".