Publicado 05/10/2020 17:56CET

La UE lamenta la "ralentización" de las reformas en Gambia y destaca que la nueva Constitución es "clave" para el país

Gambia.- La UE lamenta la "ralentización" de las reformas y destaca que la nueva
Gambia.- La UE lamenta la "ralentización" de las reformas y destaca que la nueva - Zucchi-Enzo/EU Council/dpa - Archivo

MADRID, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Unión Europea (UE) ha expresado este lunes su "creciente preocupación" por la "ralentización" del proceso de reformas en Gambia, al tiempo que ha incidido en que el borrador de Constitución recientemente rechazado por el Parlamento "es clave" para las próximas elecciones.

"La UE ha estado al frente del apoyo a la transición democrática en Gambia desde 2017 y las reformas destinadas a fortalecer la democracia, los Derechos Humanos y el Estado de Derecho", ha destacado el Alto Representante de la UE para Política Exterior y Seguridad Común, Josep Borrell.

Borrell ha destacado el "importante varapalo" que ha supuesto el rechazo del borrador de Carta Magna y ha incidido en que el texto "es clave para que las elecciones presidenciales de 2021 tengan lugar sobre la base de un nuevo contrato social".

"El proceso de revisión constitucional está relacionado con otros pilares de la transición democrática, en particular el proceso de justicia transicional con la Comisión para la Verdad y la Reconciliación de Gambia (TRRC), así como la reforma del sector de seguridad", ha argüido.

Por ello, Borrell ha hecho hincapié en que "sigue siendo importante sentar las bases para continuar estos procesos" y ha añadido que "sacar adelante otras reformas importantes, como la revisión de la ley de Orden Público y las de medios y acceso a la información, antes de las presidenciales de 2021 requiere acciones decisivas por parte del Gobierno".

"La UE pide al Gobierno que lidere los esfuerzos para generar el consenso nacional necesario en torno a la futura dirección de la transición democrática, con una nueva Constitución en su centro", ha remachado Borrell en un comunicado publicado por su oficina.

La Asamblea Nacional de Gambia rechazó en septiembre el proyecto de ley para aprobar la nueva Constitución para el país tras varios días de intensos debates y pese al llamamiento de los principales aliados occidentales, entre ellos la UE y Estados Unidos, a que el nuevo texto fuera aprobado.

El texto incluye un límite de dos mandatos presidenciales pero tendría carácter retroactivo, lo que dejaría a Barrow con la posibilidad de optar solo a un mandato más, algo que sus partidarios rechazan, lo que habría llevado a algunos de ellos a votar en contra.

El presidente de Gambia, Adama Barrow, quien se comprometió a solo ocupar el cargo durante tres años y llevar al país a la celebración de nuevas elecciones, no ha cumplido con ese compromiso y ahora sus partidarios se han convertido en el principal escollo para que la nueva Constitución salga adelante.

Barrow llegó a la Presidencia en 2017, después de que el expresidente Yahya Jamé aceptara finalmente reconocer su derrota y abandonar el país tras las presiones de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO), que llegó a amenazar con una intervención militar si no cedía el poder.

Contador