Publicado 01/12/2020 20:39CET

UE.- Michel y Costa avisan de que "no hay plan B" para el plan de recuperación y piden una "solución"

BRUSELAS, 1 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Consejo europeo, Charles Michel, y el primer ministro de Portugal, António Costa, han avisado este martes de que "no hay plan B" para aprobar el plan europeo de recuperación y el presupuesto comunitario y han enfatizado la necesidad de encontrar una "solución" para convencer a Hungría y Polonia y poner en marcha su ratificación.

Ambos mandatarios se han reunido en Bruselas para conversar sobre las prioridades de la UE en los próximos seis meses, en los cuales Portugal ostentará la presidencia de turno de la UE, y han lanzado un mensaje de urgencia ante el veto que Varsovia y Budapest mantienen sobre el paquete presupuestario a cuenta del mecanismo que vincula las ayudas con el respeto del Estado de derecho.

"Estamos convencidos de que tenemos que encontrar una solución, debemos encontrar una solución. Porque como ha dicho el primer ministro Costa, no hay plan B", ha advertido Michel durante una comparecencia de prensa posterior a su reunión.

"Europa necesita urgentemente el plan de recuperación (...) No es momento para más retrasos, es momento para cumplir", ha enfatizado el portugués, que ha añadido que no hay que "abrir" el acuerdo sobre el régimen sobre el respeto al Estado de derecho y ha instado a "resolver los problemas respetando lo que ya está acordado".

El presidente del Consejo europeo ha sido menos tajante en este punto y ha preferido "no decir cosas que hagan más difícil el trabajo de negociación", al tiempo que ha defendido que cuando hay "dificultades" en algún tema "es necesario negociar y hablar".

En cualquier caso, ambos han subrayado la urgencia en este asunto y han apuntado a la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno que se celebrará el jueves y viernes de la semana que viene y que será un momento clave para desbloquear la situación.

En este contexto, Costa ha señalado que sin un presupuesto la UE "se paraliza" y ha augurado "recortes radicales", por ejemplo, en los fondos de Cohesión si no hay un presupuesto aprobado antes del 1 de enero.

Un mensaje similar había trasladado horas antes la Comisión Europea, cuyo portavoz, Eric Mamer, ha afirmado en otra rueda de prensa que no contar con un presupuesto nuevo "implicaría recortes significativos" en los fondos europeos

"Habrá recortes importantes en el nivel de gasto si se compara con el nivel que tendríamos si el presupuesto de la UE y el fondo de recuperación fueran adoptados como están previstos", ha subrayado.