Publicado 12/06/2020 18:39CET

La UE y la OTAN mantienen negociaciones para cooperar en el Mediterráneo y garantizar el embargo de armas a Libia

Libia.- La UE y la OTAN mantienen negociaciones para cooperar en el Mediterráneo
Libia.- La UE y la OTAN mantienen negociaciones para cooperar en el Mediterráneo - GETTY IMAGES / LEON NEAL - Archivo

BRUSELAS, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Unión Europea mantiene negociaciones con la OTAN para que las sendas operaciones militares que ambos mantienen en el Mediterráneo encuentren fórmulas de cooperación para garantizar el embargo de armas en Libia, esto se conoce después de que un buque sospechoso de transportar armas se saltara el control de una fragata griega.

Según ha informado un alto cargo de la UE, existen contactos con la organización militar para estudiar si la operación 'Sea Guardian' de la OTAN y la misión naval 'Irini' pueden coordinarse.

"'Sea Guardian' no está implicada en defender el embargo de armas, esa es la prioridad de 'Irini', por ello no hay cooperación operativa entre ambas. Sus tareas son diferentes", ha señalado este alto cargo, sugiriendo que ahora pueda haber un mayor entendimiento.

Fuentes de la OTAN confirman las negociaciones para tratar de reforzar el embargo de armas en Libia, por lo que apuntan que la reunión de ministros de Defensa de la próxima semana puede resultar clave para concretar alguna iniciativa. "Compartimos el apoyo a la ONU para lograr una salida política al conflicto en Libia. Es importante que el embargo de armas se respete", han indicado las fuentes consultadas.

Además apuntan que la alianza atlántica ya prestaba apoyo logístico y de Inteligencia a la operación 'Sophia', la anterior misión militar de la UE en aguas del Mediterráneo que se centraba en el rescate de migrantes a la deriva.

Actualmente la operación de la UE en el Mediterráneo cuenta con un buque y tres recursos aéreos para proceder con su mandato de garantizar el embargo de armas en Libia. Por su parte, la misión de la OTAN cuenta con cuatro medios navales y se centra principalmente en tareas de Inteligencia para proveer una imagen completa de los movimientos en la zona.

TURQUÍA Y EL BARCO SOSPECHOSO

El ofrecimiento de la OTAN no es nuevo y, de hecho, el secretario general aliado, Jens Stoltenberg, lo expresó en sede parlamentaria al inicio de la negociación política en la UE para reorientar la misión en Libia hacia el embargo de armas. "La OTAN ha proporcionado apoyo a la 'Operación Sophia' y podemos hacer más si así lo solicita el Parlamento europeo para ejecutar el embargo en Libia", aseguró el político noruego el pasado mes de enero.

La eficacia de la misión de la UE se ha puesto en entredicho esta semana después de que un barco sospechoso de transportar armas burlara el control de un buque griego encuadrado en 'Irini'. El buque de carga, de bandera tanzana, iba a escoltado de tres fragatas turcas. Turquía es el principal apoyo del Gobierno de Trípoli reconocido internacionalmente, que en las últimas semanas ha repelido la ofensiva de las fuerzas rebeldes dirigidas por el general Jalifa Haftar.

En concreto, sobre el incidente ocurrido el miércoles, la UE ha defendido que siguió el protocolo establecido internacionalmente y que dio el alto al buque sospechoso para proceder a una inspección, pero esta llamada no fue respondida.

Por ello, Bruselas mantiene contactos con Turquía para esclarecer lo ocurrido y explicar por qué el buque desoyó la petición de la fragata griega. Tal y como recuerdan en la capital comunitaria, sin la autorización de las autoridades pertinentes no se puede proceder a inspeccionar la carga del barco, por lo que dicho buque sorteó el control de la operación 'Irini'.