UE.- Los países del sur y el este unen fuerzas para defender los fondos de cohesión

Publicado 05/11/2019 16:30:01CET

MADRID, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los Gobiernos de España, Portugal, Italia, Polonia, Bulgaria, Croacia, Estonia, Hungría, Malta, Eslovaquia, Eslovenia, Chipre, Grecia, Letonia, Lituania y Rumanía se han reunido este miércoles en Praga en una Cumbre de Amigos de la Cohesión en la que han hecho un llamamiento a que no se recorte esta política en el próximo Marco Financiero Plurianual europeo 2021-2027, según ha informado el Gobierno checo.

El Gobierno español ha estado representado por el secretario de Estado para la Unión Europea, Marco Aguiriano. La reunión la ha promovido el primer ministro checo, Andrej Babis, y varios países, entre ellos Portugal, han estado representados por sus jefes de Gobierno. También ha asistido el comisario europeo de Presupuestos, Günther Oettinger.

Ante la fase final de las negociaciones del próximo presupuesto europeo, los 16 Gobiernos han reiterado que "una Europa fuerte, segura y próspera requiere un nivel de financiación suficiente" y que la marcha de Reino Unido se debe aprovechar para que a partir de 2021 no haya más "correcciones" ni "cheques" como el que recibirán los británicos.

Para los países del sur y el este de la UE, "es vital salvaguardar la financiación de la política de cohesión del periodo 2014-2020 en términos reales". A su juicio, la propuesta que ha hecho la Comisión, que prevé una reducción "significativa", supone un riesgo para los objetivos que establece el Tratado de la UE.

También defienden que se deje en el nivel actual el grado de confinanciación nacional, con reglas "suficientemente flexibles", y lograr un equilibrio "entre los objetivos comunes de la UE y la posibilidad de que los Estados miembros asignen recursos de acuerdo con sus prioridades nacionales y regionales, sus necesidades o circunstancias cambiantes".

Otra de sus peticiones es que los Estados puedan transferir un porcentaje mayor de recursos entre diferentes fondos de la política de cohesión.

Según ha informado el Ministerio de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Aguiriano ha defendido "una política de cohesión como pieza clave en la integración europea e imprescindible para impulsar la convergencia y la competitividad de todas las regiones".

"Una política eficiente exige no solo recursos suficientes, sino garantizar que se pueden destinar allí donde se necesita inversión para el desarrollo de las regiones, sin que ninguna quede atrás", ha señalado.

Aguiriano ha defendido no solo la política de cohesión, sino también la Política Agrícola Común (PAC), y que ambas sean compatibles con afrontar con seguridad retos como la emergencia climática, los flujos migratorios o la agenda digital. Esto, ha reconocido, requerirá un presupuesto ambicioso que debe aprobarse lo antes posible.

Junto a su participación en la cumbre, Aguiriano ha celebrado en Praga reuniones bilaterales con el Gobierno checo, con el que ha tratado asuntos como la crisis migratoria, la gestión del Brexit, las prioridades estratégicas de la nueva Comisión Europea o la defensa del Estado de Derecho.