UE.- La polémica en Italia sobre el fondo europeo de rescates marca el encuentro del Eurogrupo este miércoles

Publicado 03/12/2019 16:45:36CET

BRUSELAS, 3 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los ministros de Economía y Finanzas de la eurozona (Eurogrupo) continuarán este miércoles con su debate sobre la reforma de la arquitectura del euro, que estará marcado por la polémica suscitada en Italia por el refuerzo de competencias del fondo europeo de rescates, el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE).

En principio, el objetivo del encuentro era lograr un consenso sobre los próximos pasos con respecto al fondo europeo de garantía de depósitos (EDIS, por sus siglas en inglés) que permita desbloquear las negociaciones a nivel político sobre esta cuestión.

La tercera pata de la Unión Bancaria todavía se encuentra en una fase muy embrionaria, pero ha tomado un mayor impulso después de que Alemania levantara hace pocas semanas el veto que mantenía desde hace años a este fondo, con el que la UE pretende garantizar los depósitos de hasta 100.000 euros en cualquier banco del bloque.

La intención del Eurogrupo es alcanzar un pacto sobre la hoja de ruta a seguir a partir de ahora, un paso que permitiría elevar al nivel político unas negociaciones que hasta ahora se han desarrollado a nivel técnico. Un alto funcionario europeo se mostraba esta semana "optimista" en relación a la posibilidad de que los Diecinueve puedan desbloquear la situación.

Sin embargo, la reunión de los ministros de Finanzas de la eurozona estará marcada por el bronco debate surgido en las últimas semanas en Italia sobre la reforma del MEDE, que hasta hace poco parecía cerrada y con el visto bueno de todas las capitales de la moneda única.

Se tata de un refuerzo de sus competencias acordado hace ya un año, para que el fondo europeo de rescates tenga más poder de supervisión en situaciones de rescate. Antes de esta situación, no obstante, los países del euro en problemas podrán tener acceso a una línea preventiva de crédito, aunque bajo ciertas condiciones.

Además de aumentar la capacidad de supervisión del MEDE en futuros rescates, la reforma pone a cargo de esta institución un 'cortafuegos' para la Unión Bancaria. Es decir, un fondo de unos 65.000 millones a los que se recurriría en casos de quiebras bancarias que no pueda manejar el Fondo Único de Resolución (FUR).

Ni siquiera esta cuestión está cerrada y algunos países han abogado últimamente por incluir una condicionalidad adicional para poder tener acceso a este fondo, algo a lo que se opone España.

Por otro lado, no se esperan novedades de gran calado sobre el tercer pilar de la reforma de la moneda única, que es el instrumento presupuestario para la eurozona, cuyos detalles pactaron los ministros en su reunión de octubre.

En todo caso, el resultado de la reunión de este miércoles no será definitivo, puesto que la última palabra la tendrán los jefes de Estado y de Gobierno en la cumbre del jueves y viernes de la semana que viene.

Contador