Publicado 13/11/2020 12:51CET

UE.- Polonia y Hungría trasladan por carta a Bruselas su rechazo al pacto que liga ayudas europeas y Estado de derecho

HANDOUT - 24 September 2020, Belgium, Brussels: (L-R) Polish Prime Minister Mateusz Morawiecki,  Hungarian Prime Minister Viktor Orban, European Commission President Ursula von der Leyen and Czech Prime Minister Andrej Babis leave after talking a group ph
HANDOUT - 24 September 2020, Belgium, Brussels: (L-R) Polish Prime Minister Mateusz Morawiecki, Hungarian Prime Minister Viktor Orban, European Commission President Ursula von der Leyen and Czech Prime Minister Andrej Babis leave after talking a group ph - Etienne Ansotte/European Commiss / DPA - Archivo

BRUSELAS, 13 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los primeros ministros de Polonia y Hungría, Mateusz Morawiecki y Viktor Orban, respectivamente, han enviado en los últimos días cartas a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, en la que recuerdan su rechazo al acuerdo que vincula fondos europeos al Estado de derecho.

Ambos han formalizado con estas misivas su oposición a un mecanismo que no podrán vetar, porque debe ser aprobado por mayoría cualificada entre las capitales, pero que pueden utilizar para bloquear tanto el presupuesto comunitario para los próximos siete años como el fondo de reconstrucción

Morawiecki ha confirmado en las redes sociales que envió su misiva a Bruselas este jueves. En ella comunica que su Gobierno "no puede aceptar" el mecanismo que vincula el desembolso de los fondos europeos al respeto del Estado de derecho porque "conduce a una primacía de criterios políticos y arbitrarios".

A su juicio, este sistema podría derivar en la aplicación de un "doble rasero" a la hora de evaluar el respeto a los valores fundamentales de la Unión por parte de los Estados miembros. Además, el primer ministro polaco señala que es "incompatible" con el acuerdo alcanzado en julio por los jefes de Estado y de Gobierno sobre el paquete presupuestario.

Morawiecki se ha unido así a las quejas que ya remitió a la Comisión Europea el pasado fin de semana su colega húngaro Orban. El Ejecutivo comunitario ha confirmado la recepción de ambas cartas y se ha limitado a comentar que responderá a ambas "en el momento oportuno".

La oposición de Budapest y Varsovia a este mecanismo podría hacer descarrilar todas las negociaciones de las que dependen la puesta en marcha no sólo del presupuesto comunitario, sino también del plan de recuperación con el que la UE quiere relanzar las economías europeas tras la pandemia.

El sistema que condiciona el pago de ayudas europeas al Estado de derecho necesita una mayoría cualificada entre los Estados miembros, por lo que Polonia y Hungría no pueden bloquear su adopción sin convencer a otros gobiernos.

Sin embargo, el presupuesto comunitario para el periodo 2021-2027, que asciende a 1,074 billones y que fue acordado a principios de esta semana, tiene que ser aprobado por unanimidad, por lo que los Gobiernos polaco y húngaro sí que tiene capacidad de veto en la práctica.

Además, estos dos países también tienen la opción de bloquear el plan de recuperación de 750.000 millones, puesto que la Comisión Europea necesita el visto bueno de todas la capitales antes de poder emitir la deuda con la que financiará el fondo.

Contador