UE/El Salvador.- Bruselas destina dos millones de euros más de ayuda humanitaria a las víctimas del huracán 'Stan'

Actualizado 25/04/2006 16:08:00 CET

BRUSELAS, 25 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea anunció hoy que enviará dos millones de euros suplementarios en ayuda humanitaria a las víctimas del huracán Stan en El Salvador. El objetivo de estos fondos es favorecer el regreso de aquellas personas que perdieron sus viviendas durante la catástrofe y financiar la restauración de edificios, el abastecimiento de agua potable, equipamientos sanitarios y programas de preparación para próximas catástrofes.

El Ejecutivo comunitario justificó esta ayuda en el hecho de que, seis meses después de la catástrofe, El Salvador sigue sin cubrir muchas de las necesidades humanitarias básicas de la población. Además unas 5.000 personas sin vivienda residen todavía en los refugios temporales comunitarios que tendrán que ser evacuados las próximas semanas.

"En un país con riesgos múltiples como El Salvador, la preparación es esencial para ayudar a las comunidades a forjarse su propia capacidad de reacción frente a las catástrofes naturales" declaró el comisario responsable de ayuda humanitaria, Louis Michel.

En cuanto al envío de nuevos fondos a Guatemala, el Ejecutivo comunitario adelantó que, en función del resultado de los análisis sobre las necesidades de este país, podría elaborar programas de ayuda en los próximos meses .

Bruselas ha otorgado hasta el momento 5,7 millones de euros a el Salvador y Guatemala los países más afectado por el huracán Stan que azotó Centroamérica en octubre del 2005. Los fuertes vientos y lluvias del huracán causaron inundaciones y corrimientos de tierra que acabaron destruyendo gran cantidad de viviendas, cosechas e infraestructuras en las zonas afectadas.

Durante el paso del huracán El Salvador vio su situación agravada por la erupción del volcán Ilamatepec, que provocó la evacuación a otras regiones de 250.000 personas que residían en la localidad afectada. Otras 32.000 personas tuvieron que ser albergadas provisionalmente en establecimientos públicos como colegios y polideportivos.