Publicado 30/04/2020 18:34:48 +02:00CET

UE.- Sánchez participará por videoconferencia en la Cumbre UE-Balcanes, a la que está invitado Kosovo

UE.- Sánchez participará por videoconferencia en la Cumbre UE-Balcanes, a la que
UE.- Sánchez participará por videoconferencia en la Cumbre UE-Balcanes, a la que - MONCLOA/ BORJA PUIG DE LA BELLACASA - Archivo

Aunque en 2018 Rajoy evitó la reunión, el Gobierno subraya que la posición sobre el territorio no ha cambiado

MADRID, 30 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, participará el 6 de mayo en la Cumbre UE-Balcanes occidentales, que se celebrará por videoconferencia, han informado fuentes diplomáticas. A la cumbre está prevista la asistencia del Gobierno de Kosovo, igual que sucedió en 2018, pero en aquella ocasión eso hizo que el entonces presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, decidiera no acudir a la reunión formal.

España no tiene relaciones diplomáticas con Kosovo y tanto fuentes diplomáticas como del Ejecutivo aseguran que la posición sobre este territorio no ha cambiado en absoluto. Ahora está invitado el presidente kosovar, Hashim Thaci, y fuentes europeas confían en que asista a la cita telemática.

En 2018 la reunión se celebró en Bulgaria y Rajoy viajó a Sofia, pero solo para asistir a la cena que celebraron la víspera los 28. Era la primera reunión de la UE con los Balcanes occidentales en 15 años y Rajoy --apenas unos meses después del 1-O en Cataluña-- esgrimió que ausentarse era lo "coherente" con la posición de España de no reconocer a Kosovo por su independencia unilateral.

Sin embargo, a esa cumbre sí asistieron al máximo nivel los representantes de los otros cuatro gobiernos de la UE que tampoco reconocen a Kosovo: Grecia, Eslovaquia, Rumanía y Chipre. También acudió el presidente de Serbia, país del que Kosovo se separó en 2008.

SIN FOTO DE FAMILIA NI SALUDOS

En esta ocasión, con motivo de la pandemia del Covid-19, no será una cumbre presencial ni habrá parte formal o informal, sino solamente una videoconferencia, sin espacio para fotos de familia, apretones de manos o encuentros bilaterales.

El caso de Kosovo sigue estando en el punto de mira de los partidos independentistas y el pasado febrero, con motivo de la primera comparecencia parlamentaria de la ministra de Exteriores, tanto Junts como Bildu emplazaron al Gobierno a reconocer a este país, que se independizó unilateralmente.

ESPAÑA QUIERE ESTAR PRESENTE EN ESA PARTE DE EUROPA

La respuesta de la ministra, Arancha González Laya, fue que el objetivo de España es el mismo que el de la UE, "auspiciar un acuerdo entre Belgrado y Pristina". Además, dejó claro que España no pretendía ser un mero observador de lo que pase en los Balcanes.

"Últimamente yo estoy hablando, recibiendo visitas de muchas personas de la Europa del Este o de los Balcanes: es porque también España va a estar presente en esa parte de Europa", afirmó ante los diputados, añadiendo que "si el eje de Europa se mueve al este, también España se tiene que mover y tiene que contribuir a resolver conflictos allí donde esos conflictos existan", con el mismo método que propugna en España, "el diálogo".

La Cumbre pretende, precisamente, reactivar ese proceso de diálogo, además de reafirmar la perspectiva de adhesión europea de todos los países de la región. Serbia y Montenegro ya son candidatos, con Albania y Macedonia del Norte se acaban de autorizar las negociaciones, Bosnia-Herzegovina lo ha solicitado y Kosovo, debido a su situación, se considera "candidato potencial".

La semana pasada, la Comisión anunció que movilizará unos 3.300 millones de euros para los Balcanes, a través de programas de cooperación y mediante el Banco Europeo de Inversiones (BEI), en un paquete destinado a hacer frente a las urgencias sanitarias por el coronavirus y a ayudar a la recuperación económica por la crisis derivada de la pandemia.

Contador