Publicado 13/09/2021 19:40CET

UE.-El Tribunal de Cuentas Europeo critica la "ineficiente" política de retorno de la UE: "Fomenta la migración ilegal"

Archivo - Banderas de la UE junto a la Comisión Europea
Archivo - Banderas de la UE junto a la Comisión Europea - ZHANG CHENG / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO

BRUSELAS, 13 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal de Cuentas Europeo ha cargado este lunes contra la "ineficiente" política de expulsión de migrantes de la Unión Europea, asegurando que ha generado el efecto contrario al deseado y "fomenta la migración ilegal".

El informe centrado en la política de cooperación de la UE con terceros países desde 2015, cuando puso en marcha una estrategia para agilizar la repatriación de migrantes en situación ilegal, revela que la diplomacia comunitaria ha logrado pocos avances en la cooperación de los países de origen, donde solo uno de cada cinco migrantes con orden de deportación es expulsado de territorio comunitario.

El documento apunta que la UE no ha perfeccionado la política para que sea posible garantizar que terceros países cumplen en la práctica sus obligaciones y admitan a sus nacionales. "Una política de readmisión eficaz y bien gestionada es parte esencial de una política global de migración. No obstante, el actual sistema de retorno de la UE presenta numerosas ineficiencias que producen el efecto contrario al deseado: en lugar de disuadir, fomenta la migración ilegal", ha afirmado Leo Brincat, miembro del Tribunal de Cuentas Europeo responsable del informe.

La UE ya cuenta con 18 acuerdos de readmisión jurídicamente vinculantes y ha abierto formalmente conversaciones con otros seis países. Recientemente, también ha negociado seis acuerdos jurídicamente no vinculantes de retorno y readmisión.

Sobre los fallos, en concreto el informe señala la falta de sintonía dentro de la UE sobre estos acuerdos, que daña su eficacia, ya que los Estados miembros no se expresan de forma unánime frente a terceros países. Asimismo, la auditoria expone que no se ha avanzado lo suficiente en la creación de incentivos para que estos países cumplan sus obligaciones de readmisión.

Eso sí, considera que la revisión de la política de visados se trata de un elemento que produce resultados y puede ser útil para motivar a los países a cooperar con la UE en los retornos.

La fórmula que mejor ha funcionado son los acuerdos sobre la readmisión jurídicamente no vinculante, frente a la inclusión obligatoria de la cláusula de "nacional de un tercer país", a la que a menudo se oponen países de fuera de la UE.

Con todo, desde 2008 se han dictado una media de 500.000 órdenes de retorno al año a ciudadanos de terceros países, sin embargo, menos de uno de cada cinco retornan a sus países fuera de Europa, ha apuntado el Tribunal de Cuentas Europeo.

Contador