Publicado 14/02/2020 19:14:58CET

UE.- La UE buscará el lunes superar sus diferencias para lograr un acuerdo sobre la misión 'Sophia' en el Mediterráneo

UE.- La UE buscará el lunes superar sus diferencias para lograr un acuerdo sobre
UE.- La UE buscará el lunes superar sus diferencias para lograr un acuerdo sobre - Daniel Schäfer/dpa - Archivo

El refuerzo de la vigilancia aérea y por satélite se presenta como una medida de consenso, frente a la opción de sacar barcos

BRUSELAS, 14 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los países miembro de la Unión Europea (UE) se reunirán este lunes para decidir cómo reactivar la misión militar en el Mediterráneo, pese a las reticencias de países como Austria o Hungría que plantean su firme oposición a dotar de barcos a la operación 'Sophia'.

En el marco del Consejo de Asuntos Exteriores (CAE), el Alto Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Josep Borrell, tendrá que lidiar con las diferencias de criterio entre los Veintisiete a la hora de abordar la misión para garantizar el control del embargo de armas de la manera más efectiva, en línea con lo acordado en la Conferencia de Berlín, y que esto encaje con las posiciones de las capitales europeas, preocupadas por las implicaciones migratorias de 'Sophia'.

Para ello, Bruselas espera cerrar un acuerdo que sitúe como principal prioridad de 'Sophia' el control de armas y, en consecuencia, ve "crucial" volver a desplegar barcos en el Mediterráneo. "Tiene que haber elementos marítimos y la UE tiene que estar en el mar. Absolutamente", indicó esta semana Borrell en una rueda de prensa.

En este sentido, fuentes diplomáticas han puesto de relieve que la UE esté presente en un ruta de tráfico de armas y han señalado que es "disuasivo" que haya barcos con bandera europea, ya que ello resta el peso de Rusia y Turquía en la región y además "quita la idea de que Europa se desentiende de Libia".

No obstante, las negociaciones de las últimas semanas han avanzado muy poco, en parte por la posición "cerril" de países como Austria y Hungría, que se niegan a retomar la actividad naval. La operación 'Sophia' permanece sin barcos desde marzo del año pasado por la falta de compromiso del anterior Gobierno de coalición italiano entre la Liga y el Movimiento 5 Estrellas.

Viena rechaza "decisiones rápidas que puedan crear problemas adicionales" y apunta que la presencia de buques de UE tendrá un "efecto llamada" para la migración desde el norte de África.

El titular de Exteriores austriaco, Alexander Schallenberg, dijo, en declaraciones a la agencia APA, que reanudar el componente marítimo de la operación 'Sophia' "no era una respuesta adecuada a la esencia del problema" y que "crearía un factor de atracción para la migración ilegal" por la presencia de barcos de la UE frente a la costa de Libia.

Es más, Austria no se opone al control del embargo de armas el Libia, pero ve con escepticismo que el despliegue de barcos vaya a ser eficiente para ello. "Será más visible que práctico, es un gesto de la UE que en la práctica no va a suponer un gran cambio", han apuntado fuentes diplomáticas a este respecto.

Además del rechazo de Viena y Budapest hay otra serie de países que muestran su preocupación por el conflicto derivado del desembarco de migrantes, ese sería el caso de Italia, aunque, en todo caso, el Ejecutivo de Roma no se cierra en banda a reactivar las actividades marítimas de 'Sophia', como apoya la mayoría de los Veintisiete, incluida España.

ACUERDO EN VIGILANCIA AÉREA

Así las cosas, para la reunión del lunes, y ante las posiciones enconadas de las capitales, se prevé que Borrell mande un mensaje de "unidad" y busque una adoptar una medida de consenso que "a corto plazo" pueda contribuir a la tarea de control el flujo de armas. Todas las fuentes consultadas apuntan a que ese mínimo común múltiplo entre los Veintisiete son las tareas de vigilancia aérea.

Los socios europeos discutieron a nivel técnico el incremento de activos aéreos y de satélite y llegaron a "un acuerdo informal". De esta forma, es probable que en el CAE se apruebe reforzar la otra de pata de la operación sin entrar en un tema que genera disenso como la actividad naval.

El incremento de los medios aéreos y el apoyo de Inteligencia servirá para tener un cuadro más grande de la situación que se vive en Libia y se podrá identificar dónde se producen las violaciones del embargo de armas.

"No es una crisis porque no se llegue a un acuerdo, si no se decide la misión naval será más adelante", han concluido las fuentes diplomáticas consultadas, que han indicado que lo relevante es que el mandato de 'Sophia' se extienda más allá del 31 de marzo cuando expira el mandato.

GIRA DE GUAIDÓ

En la reunión del CAE, los Veinitisiete también abordarán los últimos acontecimientos en Venezuela y la gira internacional del autoproclamado presidente encargado, Juan Guaidó. Se espera que los Veintisiete puedan debatir cómo relanzar el proceso político que lleve a convocatoria de elecciones libres en Venezuela en los márgenes del Grupo de Contacto.

En concreto, España y otros países quieren reactivar este foro y para que celebre una reunión ministerial en unas semanas. Así, como que puedan ingresar más países latinoamericanos en este foro.

En el último CAE, la ministra de Exteriores, Arancha González Laya, ofreció que Madrid fuera sede de un próximo encuentro y su homólogo holandés también se interesó por el Grupo de Contacto.

La actualidad de Venezuela se discutirá a petición de Borrell, que quiere exponer sus contactos y del interés de varios estados por reactivar el Grupo de Contacto.

Las fuentes consultadas descartan que que se vaya a debatir el caso de la vicepresidenta venezolana, Delcy Rodriguez, en el aeropuerto de Barajas e insisten en que nadie en Bruselas ha preguntado a España por este caso, ni siquiera de manera informal "en los pasillos" de las instituciones. Así, defienden que el Gobierno no notificó nada a los Veintisiete sobre esta crisis porque "no se produjo ninguna violación de las sanciones de la UE".