Publicado 29/06/2021 12:21CET

UE.- La Unión Europea estrena este jueves sus nuevas normas sobre el IVA del comercio electrónico

Archivo - Facturas.
Archivo - Facturas. - Ganvam - Archivo

BRUSELAS, 29 Jun. (EUROPA PRESS) -

Las nuevas normas del IVA sobre el comercio electrónico de la Unión Europea entrarán en vigor este jueves con el objetivo de adecuar el marco tributario comunitario a la realidad digital, favorecer los intercambios dentro del bloque e introducir una mayor transparencia en el precio de este tipo de operaciones.

Las nuevas reglas del IVA sobre comercio electrónico fueron adoptadas entre 2017 y 2019 por los Estados miembros y debían entrar en vigor el 1 de enero de este año, pero su estreno fue retrasado seis meses debido a la pandemia de coronavirus.

Las modificaciones afectarán en particular a vendedores y plataformas en línea que se encuentren dentro de la UE y también en terceros países, a empresas de mensajería y correos, a las autoridades aduaneras y fiscales de los Estados miembros y a los consumidores europeos, ha informado el Ejecutivo comunitario.

Uno de los principales cambios es que se eliminar la exención en el pago del IVA que tienen en la actualidad las mercancías con un valor inferior a 22 euros importadas a la UE por empresas no europeas. Bruselas argumenta que "se está abusando" de esta exención porque vendedores "sin escrúpulos" de terceros países "etiquetan engañosamente los envíos de mercancías como teléfonos inteligentes".

"Esta laguna permite a estas empresas sacar ventaja con respecto a sus competidores de la UE y cuesta a las haciendas públicas de la UE unos 7.000 millones de euros al año por fraude, lo que aumenta la carga fiscal para otros contribuyentes", explica la Comisión Europea.

Por otro lado, la normativa armoniza el umbral volumen de negocio a partir del cual las empresas de comercio electrónico están obligadas a tener un número de IVA en un determinado país. Hasta ahora, cada país establecía su propia cifra, que una vez entre en vigor la normativa quedará fijada en 10.000 euros.

De esta forma, las empresas de comercio electrónico con un volumen de negocios en un país superior a esta cifra tendrán que abonar el IVA de sus operaciones en el Estado miembro en el que se entreguen los bienes, a los que se empezará a aplicar un umbral que existe ya para los servicios electrónicos desde 2019.

Además, para facilitar el procedimiento de venta entre socios comunitarios, los vendedores online tienen la opción inscribirse en un portal electrónico o 'ventanilla única' en la que "pueden dar cumplimiento a todas sus obligaciones en materia de IVA para sus ventas en toda la UE".

La última actualización del sistema europeo de IVA tuvo lugar en 1993 y desde entonces "no ha seguido el ritmo del auge del comercio electrónico internacional" que, ha destacado Bruselas, "ha transformado el sector minorista en los últimos años".

La tendencia ha sido acelerada con la pandemia y este hecho "ha confirmado la necesidad de una reforma para velar por que se abone al país del consumidor el IVA correcto por las ventas en línea", ha subrayado la Comisión Europea.