La UE ve riesgo de escalada en Venezuela y pide intensificar contactos del grupo internacional

La UE denuncia un retroceso democrático en Guatemala y amenaza con sanciones
Zucchi Enzo/EU Council/dpa
Publicado 28/03/2019 17:32:29CET

   BRUSELAS, 28 Mar. (EUROPA PRESS) -

   La Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini, ha alertado del riesgo de que aumente la violencia en Venezuela y ha subrayado la disposición del grupo de contacto internacional para Venezuela de intensificar los contactos a fin de tratar de facilitar una salida pacífica y democrática a la crisis en el país.

   "Durante las últimas semanas hemos seguido con gran preocupación los acontecimientos en Venezuela, el deterioro de las condiciones económicas y sociales, la mayor polarización de la crisis económica y las preocupantes señales de una posible escalada de la violencia", ha avisado desde Quito la jefa de la diplomacia europea en el arranque de la segunda reunión ministerial del grupo de contacto internacional.

   En este contexto, Mogherini ha dejado claro que en el grupo están "preparados" para implicarse "aún más" con "todos los actores relevantes en la región y a nivel internacional" con el objetivo de "construir puentes para reforzar un entendimiento común y allanar el camino para una solución política, pacífica y democrática" en Venezuela.

   Además, ha subrayado el "amplio reconocimiento de la útil contribución que el grupo internacional de contacto ha realizado en las últimas semanas, al ser la única iniciativa internacional con acceso de alto nivel a todas las partes relevantes en Venezuela".

   Mogherini ha expresado "firme rechazo al uso de la fuerza como medio para abordar la crisis actual" y ha condenado "firmemente cualquier violación de los Derechos Humanos y libertades fundamentales", al tiempo que ha reclamado la restauración del orden constitucional en Venezuela y el respeto del Estado de Derecho y de las prerrogativas de la Asamblea Nacional, incluida la inmunidad de "todos" sus miembros.

   La jefa de la diplomacia europea ha confiado en que la reunión en Quito sea "fructífera" y permita abordar "pasos prácticos" para "avanzar" en una salida a la crisis y apoyar a la población sobre el terreno.

   En la cita también se abordarán las "recomendaciones operativas" concretas de los dos grupos de trabajo constituidos en el marco del grupo de contacto internacional para avanzar en las dos prioridades del grupo --facilitar la entrega de ayuda humanitaria y nuevas elecciones--, ha explicado. Éstos viajaron la semana pasada a Caracas, precisamente, para ayudar a abordar las "necesidades más acuciantes" de la población y "contribuir a traer la democracia y la estabilidad al país".

   El ministro de Exteriores ecuatoriano y anfitrión de la cita, José Valencia, ha defendido que "todos" quieren ayudar a "abrir las puertas" a "una salida a la crisis" en Venezuela y ha sostenido que se requiere de "apoyo externo para facilitar una solución".

   Valencia ha insistido en que el Gobierno de Quito hará "todo lo que esté a su alcance" para ayudar a "concretar" una solución y ha confiado en que la reunión "sea provechosa" y produzca "resultados".

GRUPO DE CONTACTO

La UE puso en marcha a finales de enero el grupo con países europeos y latinoamericanos con el objetivo de facilitar una solución "pacífica y democrática" en Venezuela, ayudando a crear las condiciones "mínimas" para la celebración de elecciones presidenciales libres y con garantías internacionales y, también, para facilitar el acceso urgente de ayuda humanitaria y se dio un plazo de 90 días para lograr avances.

   El grupo, en el que participan España, Francia, Alemania, Italia, Portugal, Suecia, Países Bajos y Reino Unido, por parte europea, así como Ecuador, Costa Rica, Uruguay y Bolivia por parte latinoamericana, quedó constituido formalmente el 7 de febrero durante su primera reunión ministerial en la capital uruguaya.

   Actualmente, está explorando la creación de corredores humanitarios con la ONU para facilitar la entrega de ayuda humanitaria de forma imparcial y evitar que ninguno de los bandos politice la ayuda humanitaria, aunque hay menos avances de cara a poder avanzar hacia nuevas elecciones.

   La UE ha insistido en la necesidad de celebrar nuevas elecciones presidenciales en Venezuela, algo que rechaza el Gobierno de Maduro, que ha ofrecido en cambio adelantar elecciones parlamentarias y un alto funcionario de la UE ha considerado "lógico" adelantar al mismo tiempo las elecciones presidenciales y parlamentarias.

   Mogherini admitió "frustración" el pasado 18 de marzo por la situación y la "ausencia de movimiento" en Venezuela pero insistió en que el grupo de contacto es la única iniciativa "que da algo de esperanza de que las cosas puedan evolucionar a mejor".

   Caracas ha criticado la falta de "equilibrio" en el grupo de contacto dado que la mayoría de sus miembros han reconocido al presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, como el presidente interino encargado de la celebración de nuevas elecciones, aunque hasta ahora la UE ha tratado sin éxito de integrar a más países de la región como México, Perú y Chile, cuyo canciller sí se ha sumado a la segunda reunión del grupo de contacto internacional en Quito así como el primer ministro de San Cristóbal y Nieves y el secretario general de la Comunidad del Caribe (Caricom).

Para leer más