Publicado 25/10/2021 10:44CET

Uganda.- Estado Islámico reclama la autoría del atentado perpetrado el sábado en la capital de Uganda

Archivo - Bandera de Estado Islamico en la ciudad de Raqqa (Siria)
Archivo - Bandera de Estado Islamico en la ciudad de Raqqa (Siria) - DABIQ / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO - Archivo

MADRID, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

El grupo yihadista Estado Islámico ha reclamado la autoría del atentado perpetrado en la tarde del sábado en la capital de Uganda, Kampala, que se saldó con al menos un muerto, según un mensaje publicado a través de sus canales de propaganda.

En el mismo, ha destacado que el ataque fue ejecutado por "soldados del califato" de Estado Islámico en África Central (ISCA) --que opera en el este de República Democrática del Congo (RDC) y el norte de Mozambique-- contra un bar en el que había "agentes y espías del Ejército cruzado ugandés".

Asimismo, ha manifestado que el ataque se saldó con dos muertos y cinco heridos, si bien las autoridades ugandesas han confirmado por ahora un muerto y tres heridos, sin pronunciarse sobre la reclamación de la autoría por parte de Estado Islámico.

El presidente ugandés, Yoweri Museveni, condenó el sábado el ataque y el domingo lo achacó a "cerdos parásitos". "El público debe saber que los responsables serán capturados", manifestó a través de una serie de mensajes publicados en su cuenta en la red social Twitter.

"Desde mi discurso ante el Parlamento en mayo de 2018 sobre crimen y las doce medidas que anuncié, a pesar de que han sido aplicadas parcialmente, es casi imposible que un criminal asesine a ugandeses y no sea capturado", afirmó. "Al continuar estúpidamente con sus crímenes, nos han invitado a que los aplastemos, y lo haremos", advirtió.

"En lo relativo a los que operan fuera de Uganda, debemos trabajar con los hermanos países africanos para ir a por ellos. Que sus seguidores no empiecen a gritar que estamos cazando a inocentes", arguyó Museveni, quien pidió a la población "vigilancia" y que "avisen rápidamente" a las autoridades si ven "algo sospechoso".

ISCA, que mantiene lazos con las Fuerzas Democráticas Aliadas (ADF) --un grupo armado islamista ugandés que opera en el este de RDC-- y con la milicia Al Shabaab --que opera en el norte de Mozambique y no tiene relación con el grupo somalí del mismo nombre-- reclamó a principios de octubre la autoría de su primer ataque en Uganda.