Publicado 02/06/2020 15:59CET

Uganda felicita al presidente electo y se convierte en el primer país de la región en reconocer el resultado en Burundi

Burundi.- Uganda felicita al presidente electo y se convierte en el primer país
Burundi.- Uganda felicita al presidente electo y se convierte en el primer país - JACK TAYLOR/PA WIRE/DPA / JACK TAYLOR - Archivo

MADRID, 2 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Uganda, Yoweri Museveni, ha felicitado este martes al presidente electo de Burundi, Evariste Ndayishimiye, y se ha convertido así en el primer país de África oriental en reconocer los resultados de las controvertidas elecciones del 20 de mayo, marcadas por las denuncias de fraude por parte de la oposición.

El propio Ndayishimiye ha indicado que ha mantenido "una buena conversación" con Museveni y ha agregado que el mandatario ugandés le ha felicitado tanto a él como su partido por su victoria en las presidenciales y las parlamentarias, respectivamente.

"Ha reiterado su compromiso con trabajar y fortalecer los lazos con Burundi", ha manifestado a través de su cuenta en la red social Twitter. Ambos países han mantenido buenas relaciones durante los últimos años, en los que han protagonizado tensiones diplomáticas con Ruanda.

"He dado las gracias a su excelencia Museveni por su incansable esfuerzo para apoyar al pueblo de Burundi y sus fructíferos esfuerzos hacia la paz y la estabilidad en la región, en capacidad de presidente de la Iniciativa Regional de Paz para Burundi", ha remachado.

La Comisión Electoral Nacional Independiente (CENI) anunció el 25 de mayo que Ndayishimiye, 'delfín' del presidente saliente, Pierre Nkurunziza, se había hecho con cerca del 69 por ciento de los votos, imponiéndose así con amplitud al principal candidato opositor, Agathon Rwasa, quien habría recabado el 24,19 por ciento de las papeletas.

El organismo destacó que Ndayishimiye se ha impuesto con holgura en todas las provincias del país, un resultado que también ha logrado el Consejo Nacional para la Defensa de la Democracia-Fuerzas para la Defensa de la Democracia (CNDD-FDD) en las legislativas, en las que logró el 68 por ciento de los votos, frente al 22,43 por ciento recabado por el Congreso Nacional para la Libertad (CNL) de Rwasa.

Rwasa presentó la semana pasada un recurso ante el Tribunal Constitucional tras denunciar fraude e irregularidades en las elecciones presidenciales, parlamentarias y locales, y apuntó a "errores monumentales en todo el país".

Por su parte, la Conferencia Episcopal de Burundi (CECAB) denunció que ha constatado "irregularidades" durante las elecciones y ha puesto en tela de juicio el resultado de las mismas. Así, dijo que la triple cita con las urnas no cumplió con los "elementos que deben caracterizar los comicios verdaderamente democráticos".

Las elecciones estuvieron marcadas por un repunte de la violencia y ante el temor de que el país se vea arrastrado a una crisis violenta como la de 2015, cuando Nkurunziza decidió presentarse a un tercer mandato, a pesar de que la oposición denunciaba que ello violaba el acuerdo de paz que puso fin a la guerra civil (1993-2005).

Asimismo, se celebraron en medio de la pandemia de coronavirus y menos de una semana después de que el Gobierno expulsara del país al jefe de la delegación de la Organización Mundial de la Salud (OMS), junto a otros tres integrantes de la misma, sin ofrecer ningún motivo para justificar su decisión.