Publicado 05/02/2021 07:10CET

Uganda.- Guterres ve la condena a Ongwen como un "hito" en los "esfuerzos" por hacer justicia para las víctimas del LRA

Residentes en Gulu, Uganda, escuchan por radio el juicio a Ongwen.
Residentes en Gulu, Uganda, escuchan por radio el juicio a Ongwen. - LUKE DRAY

EEUU acoge con "satisfacción" el veredicto y espera que demuestre al pueblo de Uganda que "habrá justicia"

MADRID, 5 Feb. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, ha calificado la condena por crímenes de guerra en Uganda a Dominc Ongwen, general del Ejército de Resistencia del Señor (LRA, por sus siglas en inglés), como un "hito importante" en los "esfuerzos" por hacer justicia para las víctimas.

"La sentencia reafirma que no se tolerará la impunidad. También marca la primera vez que el delito de matrimonio forzado ha sido considerado por el Tribunal Penal Internacional (TPI) y destaca la necesidad crítica de erradicar la violencia sexual y de género", ha celebrado Guterres, según ha señalado su portavoz, Stéphane Dujarric.

El TPI ha condenado a Ongwen, que estaba imputado por 70 cargos por crímenes de guerra y contra la humanidad cometidos en el norte de Uganda por parte del grupo, encabezado por Joseph Kony, entre ellos asesinato, intento de asesinato, esclavismo, violación de la dignidad personal, saqueo, destrucción de propiedades, matrimonios forzosos, violación, tortura, esclavitud sexual y reclutación de niños soldado.

Es el primer miembro del grupo en ser sentenciado por la justicia internacional, lo que ha aplaudido Guterres en un mensaje en el que ha subrayado que sus pensamientos "están con las víctimas de los crímenes de lesa humanidad y de guerra" de Ongwen.

El veredicto también ha sido acogido con "satisfacción" por Estados Unidos, según un comunicado del Departamento de Estado que ha tildado la sentencia como "un paso importante para la justicia y la rendición de cuentas por las atrocidades cometidas por el LRA".

En este sentido, el Departamento de Estado ha recordado que ayudó a facilitar la entrega voluntaria y transferencia de Ongwen al TPI. "Si bien seguimos creyendo que el TPI necesita una reforma significativa, nos complace que Ongwen comparezca ante la justicia", ha reiterado.

"Esperamos que la condena demuestre al pueblo de Uganda que los autores de los crímenes cometidos en su contra serán responsabilizados, habrá justicia y se abordará el horrible legado de las tácticas del LRA para perpetuar y prolongar la violencia y el abuso", ha sentenciado.

EL JUICIO CONTRA ONGWEN

El juicio arrancó el 6 de diciembre de 2016, cuando la Fiscalía y la defensa presentaron sus pruebas, proceso que continuó hasta el 12 de diciembre de 2019. Posteriormente, las declaraciones finales en el proceso fueron formuladas en marzo de 2020, tras 234 vistas en las que comparecieron cerca de 70 testigos y expertos convocados por la Fiscalía y cerca de 55 por parte de la defensa.

Los procedimientos han contado con la participación de más de 4.060 víctimas, representadas por sus abogados Joseph Akwenyu Manoba, Francisco Cox y Paolina Massida.

El caso presentó un dilema al TPI dado que Ongwen fue víctima del grupo tras ser secuestrado por el LRA y obligado a ser niño soldado antes de que cometiera las acciones por las que fue imputado una vez que ascendió en las filas de la formación liderada por Kony.

Ongwen, secuestrado en 1988 cuando era un niño por el LRA, se enfrentó al Ejército de Uganda en el marco de la lucha contra el Gobierno del presidente Yoweri Museveni, que se había hecho con el poder dos años antes.

El TPI presentó cargos contra Ongwen, Kony y otros cuatro miembros del LRA en 2005. Ongwen, por su parte, se entregó al Ejército de Estados Unidos en enero de 2016, tras lo que fue imputado por violación, matrimonio forzoso, secuestro infantil, esclavitud sexual y reclutamiento de menores, en relación con los ataques que tuvieron lugar en 2002 y 2005 en un campo de refugiados en el norte de Uganda.