Publicado 28/04/2020 7:42:01 +02:00CET

Uganda.- HRW denuncia a Uganda por usar sus medidas contra el coronavirus para perseguir y torturar a opositores

Uganda.- HRW denuncia a Uganda por usar sus medidas contra el coronavirus para p
Uganda.- HRW denuncia a Uganda por usar sus medidas contra el coronavirus para p - Sally Hayden/SOPA Images via ZUM / DPA

MADRID, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

La ONG Human Rights Watch (HRW) ha denunciado este martes que el opositor Francis Zaake ha sido torturado por agentes de las fuerzas de seguridad del Gobierno de Uganda tras ser detenido el 19 de abril de este año cuando se encontraba repartiendo alimentos a las personas afectadas por las restricciones de movimiento decretadas para frenar la pandemia del nuevo coronavirus.

El 30 de marzo, el presidente de Uganda, Yoweri Museveni, ordenó a la Policía arrestar a los políticos que estuvieran repartiendo comida, pues dichas donaciones tenían que pasar por un grupo de trabajo organizado por el Gobierno.

Se trata de una de las medidas decretadas por el Gobierno, junto con la de prohibir la circulación del transporte público y privado, así como la apertura de negocios y establecimientos no esenciales, para frenar la pandemia.

HRW ha explicado que la Policía arrestó a Zaake en su casa en Mityana, a unos 70 kilómetros al norte de Kampala, la capital, mientras repartía alimentos a sus vecinos. Inicialmente, añade la ONG, no le permitió tener acceso a su abogado cuando fue trasladado a dependencias policiales.

La ONG ha denunciado que las autoridades del Gobierno de Uganda están utilizando las medidas impuestas para frenar el avance de la pandemia en el país para perseguir a los grupos opositores y de Derechos Humanos, como demuestran, ha dicho, los ataques cometidos contra civiles, periodistas o miembros del colectivo LGTB.

"La brutalidad policial siempre está prohibida, haya o no una pandemia", ha recordado el investigador de HRW en Uganda, Oryem Nyeko.

Tres días después de su detención, Zaake, todavía bajo custodia policial en ese momento, fue trasladado a un hospital de Kampala, en donde varios testigos aseguraron a la ONG que se encontraba en mal estado, sin poder caminar y con apariencia de haber sido golpeado.

"Las autoridades de Uganda deben investigar urgentemente estas acusaciones y responsabilizar a los autores", ha reclamado Nyeko.

Paul Mwiru, uno de sus compañeros en el Parlamento, quien pudo visitarle cuando estaba detenido, aseguró a HRW que Zaake "tenía muchos moretones en la cara y "no se podía mover porque le habían golpeado muy fuerte".

El abogado de Zaake, Meddard Sseggona Lubega, se ha expresado en términos parecidos, pues tras visitarle en el hospital, vio cómo "sus piernas estaban hinchadas y su cabeza, magullada".

Zaake, quien confirmó a su abogado en el hospital que había sido detenido, se encontraba en tales condiciones que el propio juez que se encarga de su enjuiciamiento --las autoridades le acusan de intento de asesinato y desobediencia-- desestimó presentar cargos contra él hasta que no recibiera tratamiento médico.

"La pandemia del coronavirus no le da al Gobierno, ni a las autoridades, el derecho de atacar a la voces críticas, ni a los miembros de la oposición", ha insistido Nyeko, quien ha solicitado una vez más para Zaake "atención médica de calidad" e "investigar estas graves denuncias de tortura".