Publicado 16/03/2021 16:08CET

Uganda.- El líder opositor de Uganda se niega a negociar con el presidente un día después de haber sido arrestado

Archivo - El guardaespaldas Francis Sentenza Kalibala (izq) y el candidato opositor ugandés Robert Kyagulanyi, Bobi Wine
Archivo - El guardaespaldas Francis Sentenza Kalibala (izq) y el candidato opositor ugandés Robert Kyagulanyi, Bobi Wine - ROBERT KYAGULANYI / TWITTER - Archivo

KAMPALA, 16 Mar. (DPA/EP) -

El líder de la oposición ugandesa, Robert Kyagulanyi, más conocido como Bobi Wine, ha rechazado este martes en declaraciones ante los medios la posibilidad de iniciar cualquier diálogo político con el presidente del país, Yoweri Museveni, un día después de un breve arresto.

Wine fue brevemente arrestado por las fuerzas de seguridad el lunes cuando estaba en una manifestación para protestar contra lo que la oposición considera "el secuestro" de activistas en el país.

"Descarto cualquier tipo de negociación política con (...) Museveni. Él ha asegurado que hablaría conmigo sin mediadores, pero no tenemos intención de llevar a cabo ningún diálogo por separado", ha apostillado Wine desde Kampala, la capital del país.

Desde las elecciones del pasado 14 de enero en las que Museveni ganó con un 58 por ciento de los votos frente al 35 por ciento de Wine, el opositor ha estado denunciando la detención de cientos de sus simpatizantes.

En un comunicado publicado en su web personal, Museveni admitió recientemente que el Gobierno mantenía detenidos a al menos 51 de estos opositores por "prepararse para causar violencia", un delito del que acusó a la oposición en bloque en reiteradas ocasiones durante dicho artículo.

La organización Human Rights Watch (HRW) también ha requerido que el Gobierno ugandés "dé pasos inmediatos para terminar con los supuestos secuestros llevados a cabo por agentes estatales y las detenciones ilegales sin juicio de simpatizantes oposiciones".

Wine se ha convertido en el mayor desafío político para Museveni, que ya tiene 76 años y lleva 35 al frente del país africano.

El opositor fue retenido por un arresto domiciliario en la práctica durante diez días tras las elecciones, ya que tropas gubernamentales rodearon su casa y solo se retiraron cuando un tribunal consideró ilegal el despliegue.

Anteriormente, Wine había sido detenido en múltiples ocasiones durante la campaña electoral.