Publicado 10/03/2021 13:36CET

Uganda.- El líder opositor de Uganda reitera que ganó las elecciones pese a retirar el recurso contra los resultados

Archivo - El opositor ugandés Robert Kyagulanyi, más conocido por su nombre artístico de Bobi Wine
Archivo - El opositor ugandés Robert Kyagulanyi, más conocido por su nombre artístico de Bobi Wine - LUKE1 / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO - Archivo

MADRID, 10 Mar. (EUROPA PRESS) -

El principal líder opositor de Uganda, Robert Kyagulanyi, ha reiterado que fue el ganador de las elecciones presidenciales celebradas en enero, a pesar de haber retirado en febrero el recurso que presentó contra los resultados ante el Tribunal Supremo, con el que buscaba la anulación de la victoria del presidente, Yoweri Museveni.

"Según nuestro recuento, incluso con el llenado de urnas, batimos al general Museveni con el 54,19 por ciento (de los votos), pero se autoproclamó ganador", ha dicho, antes de pedir una auditoría independiente sobre los resultados, según ha informado el diario ugandés 'Daily Monitor'.

"Si dice que ganó estas elecciones, debe haber una auditoría independiente. Las auditorías electorales han sido usadas en otros países como Sierra Leona, Haití y Afganistán", ha dicho el opositor, conocido popularmente como Bobi Wine, quien ha hecho un nuevo llamamiento a movilizaciones contra los resultados y ha acusado al presidente de "traicionar la sangre de la población".

"Pido a todo el mundo que se alce de forma pacífica y desarmada para manifestarse contra el régimen que nos ha oprimido, explotado y convertidos en esclavos en nuestro país. Os invitamos a marchar a las oficinas de distrito para buscar respuestas", ha resaltado.

La Policía ha advertido a Bobi Wine y a sus seguidores que dejen de lado sus "manifestaciones violentas y disturbios" y ha recalcado que "los organizadores de estas manifestaciones ilegales están movilizando a la población a través de las redes sociales".

"Nos hemos desplegado de forma estratégica para hacer frente a estos actos ilegales y mantenemos nuestra vigilancia", dijo el lunes el 'número dos' de la Policía de la capital ugandesa, Kampala, Luke Owoyesigyire, a través de un comunicado.

Kyagulanyi desveló el 22 de febrero que la oposición "se retira de los tribunales, pero no opta por la violencia", tras acusar a varios jueces del Supremo de no ser imparciales y reclamar su recusación, motivo por el que finalmente retiró su demanda.

La crisis política en Uganda se ha ahondado a causa de las denuncias de fraude electoral por parte de Bobi Wine, quien se presentaba como el principal rival de Museveni, quien lleva al frente del país desde 1986 y quien logró un sexto mandato tras una serie de modificaciones constitucionales para poder concurrir a las urnas.

Las elecciones se celebraron un contexto especialmente tenso debido al aumento de la represión contra la oposición y la muerte de más de 50 personas en noviembre a causa de la acción de las fuerzas de seguridad contra manifestantes tras la detención de Kyagulanyi durante un acto de campaña.