Publicado 14/04/2021 15:34CET

Uganda niega las acusaciones sobre el secuestro de opositores y manifestantes en las protestas antigubernamentales

Archivo - Yoweri Museveni
Archivo - Yoweri Museveni - JACK TAYLOR/PA WIRE/DPA / JACK TAYLOR - Archivo

MADRID, 14 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Uganda ha negado que las fuerzas de seguridad hayan secuestrado a personas en el marco de la represión en el país en el marco de las elecciones de enero, en las que el presidente, Yoweri Museveni, obtuvo un sexto mandato al frente del país africano.

El ministro de Exteriores ugandés, Sam Kutesa, ha trasladado al Consejo de Seguridad de la ONU que "cualquier sospechoso de haber cometido delitos será arrestado, investigado y sometido al debido proceso legal", según ha informado el diario ugandés 'Daily Monitor'.

Asimismo, ha descrito como "lamentable" la muerte de más de 50 personas durante la represión de las protestas que estallaron en noviembre en la capital, Kampala, y otras ciudades del país tras la detención durante un acto de campaña del principal candidato opositor a la Presidencia, Robert Kyagulanyi.

Las palabras de Kutesa han llegado después de que el ministro del Interior, Jeje Odongo, indicara que 177 personas cuya desaparición había denunciado la oposición se encontraban detenidas. Sin embargo, la opositora Plataforma de Unidad Nacional (NUP) de Kyagulanyi dijo que más de 220 de sus seguidores habían sido excarcelados tras más de cuatro meses detenidos.

Un grupo de relatores de la ONU expresó el martes su preocupación por las violaciones de los Derechos Humanos durante una "brutal" campaña de represión en el contexto electoral y dijeron estar "especialmente alarmados" por los indicios de que se está produciendo una "represión sistemática contra líderes opositores y sus seguidores".

"Más de 50 personas han muerto como consecuencia de los brutales métodos policiales, incluido el uso de munición real", alertaron, antes de señalar que otros 20 han perdido la vida "en incidentes vinculados a las elecciones generales". Asimismo, pidieron que se juzgue a los responsables de violaciones de los Derechos Humanos, incluidas "ejecuciones extrajudiciales y arrestos arbitrarios, así como desapariciones forzosas, tortura y malos tratos".

En este sentido, destacaron que miles de personas han sido detenidas, de las cuales algunas han sido puestas en libertad, antes de agregar que otras han sido víctimas de torturas antes de presentarse ante un tribunal militar. "Es indignante que aquellos que preguntan por información sobre desaparecidos sean sujetos a reprimendas e incluso detenciones", zanjaron.

La crisis política en Uganda se ha ahondado a causa de las denuncias de fraude electoral por parte del principal líder opositor, conocido popularmente como Bobi Wine. El presidente ugandés lleva al frente del país desde 1986 y quien concurrió a las urnas tras una serie de modificaciones constitucionales.

Contador