Publicado 25/02/2021 15:55CET

Uganda.- Uganda pide a EEUU que "arregle sus propias elecciones" en lugar de "dar lecciones" a otros países

Archivo - Yoweri Museveni
Archivo - Yoweri Museveni - JACK TAYLOR/PA WIRE/DPA / JACK TAYLOR - Archivo

MADRID, 25 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Uganda ha pedido este jueves a Estados Unidos que "arregle sus propias elecciones" en lugar de "dar lecciones" a otros países, después de que Washington señalara que barajará "opciones concretas" a raíz de las presidenciales de enero, en las que la oposición a denunciado fraude.

"No hemos recibido ninguna comunicación válida por escrito por parte del Gobierno estadounidense sobre nuestras recientes elecciones. Cuando lo hagan el Gobierno de Uganda responderá de forma apropiada y efectiva. De lo contrario, son rumores", ha dicho el portavoz del Ejecutivo, Ofwono Opondo.

"Mientras tanto, el Gobierno de Estados Unidos haría mejor en arreglar sus propias elecciones, en las que, según el (ex) presidente Donald Trump, votaron hasta los muertos y Joe Biden está en el cargo a través del fraude, por lo que deberían ser los últimos en dar lecciones", ha agregado.

Asimismo, ha destacado que anunciar sanciones contra miembros del Gobierno es "un gesto vacío", ya que "no se han facilitado nombres concretos o delitos", según ha informado el diario ugandés 'New Vision'. "Son habladurías que los que formulan las acusaciones deben demostrar ante una autoridad competente", ha remachado.

El principal líder opositor de Uganda, Robert Kyagulanyi, retiró el lunes la demanda impuesta ante el Tribunal Supremo para que anulara los resultados de las presidenciales del 14 de enero, si bien sigue sin reconocer la victoria del presidente, Yoweri Museveni, y mantiene que él fue el vencedor de los comicios.

Bobi Wine, un popular cantante y líder de la opositora Plataforma Nacional de Unidad (NUP), se presentaba como el principal rival de Museveni, quien lleva al frente del país desde 1986 y quien logró un sexto mandato tras una serie de modificaciones constitucionales para poder concurrir a las urnas.

Las elecciones se celebraron un contexto especialmente tenso debido al aumento de la represión contra la oposición y la muerte de más de 50 personas en noviembre a causa de la acción de las fuerzas de seguridad contra manifestantes tras la detención de Kyagulanyi durante un acto de campaña.