Publicado 09/03/2021 19:52CET

Úlster.- Belfast asegura que una escisión del desaparecido IRA continúa siendo "un peligro" para Irlanda del Norte

El 'Free Derry Corner', escenario de varios episodios del conflicto armado irlandés, como la Batalla del Bogside y el Domingo Sangriento en las décadas de 1960 y 1970.
El 'Free Derry Corner', escenario de varios episodios del conflicto armado irlandés, como la Batalla del Bogside y el Domingo Sangriento en las décadas de 1960 y 1970. - DEIRDRE HAMILL / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 9 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Policía de Irlanda del Norte ha asegurado este martes que existe una pequeña escisión del ya desaparecido Ejército Republicano Irlandés Provisional (IRA, por sus siglas en inglés) que "continúa representando un peligro" para algunas de las zonas de ese territorio británico.

Las advertencias del superintendente de la Policía de Irlanda del Norte, el detective Raymond Murray, se han producido tras el arresto de dos supuestos miembros del Nuevo IRA dentro de un operativo de las autoridades "sobre una serie de violentos ataques con armas de fuego" cometidos en Derry, la ciudad nacionalista irlandesa por antonomasia, en los últimos meses.

"Los arrestos de hoy demuestran que a pesar de los avances significativos contra el Nuevo IRA, no podemos ser complacientes de ninguna manera con la investigación de sus actividades", pues "continúa representando un peligro", señala Murray en un comunicado del Servicio de Policía de Irlanda del Norte.

Uno de los sospechoso es un hombre de 38 años que ha sido detenido en el norte de Belfast como parte de la conocida como 'Operación Arbacia' por la cual ya han sido arrestados y acusados otras diez personas desde el pasado mes de agosto, detalla el informe policial.

La otra persona tiene 39 años y ha sido detenida en Derry. Ambos han sido apresados bajo la Ley de Terrorismo y enviados a las mismas dependencias policiales para ser interrogados.

"Ellos tampoco piensan que usando sus armas contra personas en las comunidades donde viven, mutilan a varios hombres y adolescentes, particularmente en el noroeste. Las brutales heridas que infligen a las personas son una flagrante violación de los Derechos Humanos básicos", subraya el comunicado.

El IRA puso fin oficialmente a la lucha armada en 2005, después de anunciar un alto el fuego en 1997, tras décadas de conflicto con Reino Unido. Sin embargo existen otras facciones que se han opuesto al proceso de paz y continúan con sus actividades terroristas.