Publicado 28/05/2021 16:12CET

Úlster.- Edwin Poots queda ratificado como nuevo líder de los unionistas del DUP en Irlanda del Norte

Archivo - Edwin Poots, nuevo líder del DUP.
Archivo - Edwin Poots, nuevo líder del DUP. - Brian Lawless/PA Wire/dpa - Archivo

MADRID, 28 May. (EUROPA PRESS) -

El nombramiento del ministro de Agricultura de Irlanda del Norte, Edwin Poots, como nuevo líder del Partido Unionista Democrático (DUP), ha sido ratificado este viernes por los miembros de la formación.

Poots, que sustituirá a Arlene Foster al frente de los unionistas, se hizo con una estrecha victoria frente al diputado Gregory Campbell en las elecciones primarias, en las que se hizo solo con dos votos más que el otro candidato. Se trata de la primera vez en 50 años de historia del partido conservador que su líder es elegido en unas primarias.

"Es un poco surrealista", ha reconocido Poots, que ha aplaudido la gestión de Foster como ministra principal de Irlanda del Norte, así como al frente del partido. "Sé que las últimas semanas han sido difíciles para ella, como lo han sido para todos nosotros", ha dicho.

Así, ha señalado que "ahora puede decir honestamente que es una de las unionistas más importantes de la política británica". "A pesar de nuestra diferencias en numerosas asuntos es admirada por todos", ha admitido.

La dimisión de Foster llegó en abril tras una serie de rupturas a nivel interno. Durante semanas, la líder de la formación aseguró no haber recibido ninguna carta de los miembros del partido exigiendo su renuncia. No obstante, y ante un empeoramiento de la situación, anunció su salida, que se ha hecho efectiva este viernes.

Poots, por su parte, ha accedido a encabezar el DUP, pero ha rechazado convertirse en el ministro principal de Irlanda del Norte, un cargo que ocupará la viceprimer ministra de Irlanda del Norte, Michelle O'Neill, de los republicanos irlandeses del Sinn Féin, hasta las elecciones previstas para mayo de 2022.

Por otra parte, ha aprovechado la ocasión para arremeter contra Irlanda y acusar al Gobierno del país vecino de querer "matarlos de hambre". En este sentido, ha descrito su relación con las autoridades irlandesas como "muy malas".

Contador