Publicado 15/03/2021 23:07CET

Úlster.- EEUU insta a Reino Unido y UE a preservar el Acuerdo de Viernes Santo sobre Irlanda del Norte

Cartel republicano en Irlanda del Norte
Cartel republicano en Irlanda del Norte - OLIVIER DONNARS / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Casa Blanca ha emplazado este lunes a Reino Unido y la UE a preservar el Acuerdo de Viernes Santo después de que Bruselas iniciara este lunes un expediente de infracción contra Reino Unido por incumplir el acuerdo negociado para evitar un Brexit traumático, un procedimiento que activa por segunda vez en seis meses contra Londres al considerar que está violando las condiciones de la separación.

"Seguimos animando tanto a la UE como al Gobierno de Reino Unido a priorizar las soluciones pragmáticas para salvaguardar y avanzar en la paz tan duramente ganada en Irlanda del Norte", ha declarado la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki.

"El presidente (Joe) Biden ha apoyado inequívocamente el Acuerdo de Viernes Santo de Belfast. Este acuerdo ha sido el cimiento de la paz, la estabilidad y la prosperidad de toda la gente de Irlanda del Norte", ha añadido.

Bruselas ha remitido este lunes la carta de emplazamiento que pone en marcha el proceso y que, en última instancia, podría llevar a Reino Unido ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea si las partes no acuerdan antes una solución a la disputa.

El Ejecutivo comunitario reacciona así a la decisión del Gobierno de Boris Johnson de prorrogar de forma unilateral hasta el 1 de octubre el 'periodo de gracia' para los controles aduaneros sobre alimentos o productos agrícolas que llegan a Irlanda del Norte, en contra de lo dispuesto en el protocolo diseñado entre Londres y Bruselas para proteger los acuerdos de paz de Viernes Santo en el Úlster.

La Unión Europea considera "inaceptable" la actuación de Reino Unido e insiste, como ya ocurrió en la ocasión anterior, en que el acuerdo de divorcio es un Tratado cuyo incumplimiento supone también ir en contra del Derecho Internacional.

Sin embargo, el primer ministro de Reino Unido, Borish Johnson, ha defendido la posición de su Gobierno. "Yo les diría algo muy simple a nuestro amigos de Bruselas: el protocolo está ahí para garantizar, mantener y apuntalar los acuerdos de Viernes Santo", ha señalado Johnson en declaraciones recogidas por la agencia de noticias The Press Association.

Desde el número 10 de Downing Street han asegurado que "han sido claros en que las medidas son pasos operacionales y temporales que buscan minimizar la disrupción en Irlanda del Norte y proteger la vida diaria de la gente que vive allí". El Ejecutivo británico también ha recalado que se trata de medidas "legales y partes de la implementación progresiva y de buena fe" del protocolo para Irlanda del Norte.