Publicado 20/04/2021 15:19CET

Úlster.- La Policía de Irlanda del Norte desactiva un artefacto explosivo situado junto a la vivienda de una agente

Archivo - Imagen de archivo de investigadores foreneses en Londonderry.
Archivo - Imagen de archivo de investigadores foreneses en Londonderry. - Brian Lawless/PA Wire/dpa - Archivo

MADRID, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Policía de Irlanda del Norte ha informado este martes de que se ha desactivado un artefacto explosivo situado en las inmediaciones de la vivienda de una agente en el condado de Londonderry.

Varios expertos del Ejército británico han acudido a la zona tras el hallazgo del artefacto, que fue encontrado la noche del lunes en la casa de una policía, cerca de Dungiven, según informaciones de la cadena RTE.

Los agentes han explicado que ya se ha puesto en marcha una operación para hallar a los responsables, por lo que la zona ha sido acordonada. La ministra principal de Irlanda del Norte, Arlene Foster, ha hablado con la agente y ha expresado su condena.

En su cuenta de Twitter, ha trasladado su apoyo y ha rechazado los actos con los que se pretendía "hacerle daño a ella y a su familia". "Aplaudimos la valentía y el servicio prestado a la comunidad", ha afirmado.

Por su parte, la vice ministra principal norirlandesa, Michelle O'Neill, ha manifestado que "el intento de asesinato de una policía junto a Dungiven es censurable" y ha afirmado que los implicados "no tendrán éxito en su intención de intoxicar". "Todos los políticos deben unirse contra estos actos", ha dicho.

En un comunicado, el jefe de la Policía Mark McEwan ha confirmado que el artefacto era "explosivo" y que se discernirán las circunstancias en que fue colocado.

Informaciones preliminares apuntaban a una bomba lapa que habría sido colocada bajo el vehículo de la agente para acabar con su vida cuando arrancara el coche. Sin embargo, poco después los agentes han hablado de que se trataría de una mochila que fue depositada junto a la puerta de su casa y que habría explotado al ser tocada.

Irlanda del Norte ha sido escenario recientemente de altercados y protestas protagonizadas principalmente por grupos de unionistas leales a la corona británica, que rechazan los controles aduaneros impuestos entre Gran Bretaña e Irlanda del Norte como consecuencia del acuerdo del Brexit. En total, han dejado 88 agentes heridos.

Las tensiones han aumentado también por la decisión de no procesar a 24 políticos del Sinn Féin, entre ellas la vice primera ministra de Irlanda del Norte, Michelle O'Neill, tras incumplir las restricciones impuestas por la pandemia de coronavirus al asistir en junio del año pasado al multitudinario funeral del antiguo miembro del IRA Bobby Storey.

Contador