Publicado 22/04/2021 22:38CET

Úlster.- Las víctimas del Domingo Sangriento podrán apelar la decisión de no procesar a los soldados que dispararon

Archivo - 14 March 2019, Northern Ireland, Londonderry: Families of those who died during the 1972 Bloody Sunday incident, sometimes called the Bogside Massacre, march towards the Guildhall building ahead of the announcement as to whether 17 former Britis
Archivo - 14 March 2019, Northern Ireland, Londonderry: Families of those who died during the 1972 Bloody Sunday incident, sometimes called the Bogside Massacre, march towards the Guildhall building ahead of the announcement as to whether 17 former Britis - Liam Mcburney/PA Wire/dpa - Archivo

MADRID, 22 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal Superior de Belfast ha dado autorización este jueves a las familias de cinco hombres asesinados por el Ejército Británico en enero de 1972 durante el conocido como Domingo Sangriento para apelar la decisión de la Fiscalía de Irlanda del Norte de no procesar a los soldados que abrieron fuego contra una multitud.

Trece personas murieron cuando varios soldados del Regimiento de Paracaidistas abrieron fuego contra una manifestación pacífica en la ciudad norirlandesa de LondonDerry para protestar contra el encarcelamiento sin juicio previo de los sospechosos de pertenecer al IRA. La víctima mortal número catorce murió en el hospital a consecuencia de las heridas.

Entre ellos estaban Jackie Duddy, Michael Kelly, John Young, Michael McDaid y William McKinney, cuyas familias podrán impugnar ahora la decisión de la Fiscalía, que tras una investigación en 2019, decidió no procesar a otros cinco soldados de un total de 17 que fueron examinados por aquellos hechos.

"Esta solicitud surge de las decisiones tomadas en marzo de 2019 por la Fiscalía de no procesar a estos soldados, y una decisión confirmada después de una revisión interna de esa decisión en septiembre de 2020", ha explicado el abogado de los familiares, Fearghal Shiels.

El único acusado hasta el momento es referido como Soldado F y se enfrenta a dos cargos de asesinato y otros cinco de intento de homicidio, informa el diario irlandés 'Irish Times'.

Contador