Publicado 13/06/2024 11:54

UNICEF pide a los talibán el retorno "inmediato" de las niñas a la escuela tras mil días de prohibición en Afganistán

Archivo - Una estudiante afgana en la provincia de Balj (archivo)
Archivo - Una estudiante afgana en la provincia de Balj (archivo) - KAWA BASHARAT / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO

El organismo recalca que la medida es "una violación manifiesta" que agrava la crisis humanitaria en Afganistán

MADRID, 13 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) ha reclamado este jueves a los talibán que permitan el retorno "inmediato" de las niñas a la escuela, cuando se cumplen mil días de su decisión de prohibir la escolarización de aquellas que vayan a cursos de secundaria y enseñanza superior, asegurando que supone "una violación manifiesta" y agrava la crisis humanitaria en el país centroasiático.

"Hoy se cumple un hito triste que debería hacernos reflexionar: hace mil días que se prohibió oficialmente a las niñas afganas asistir a la escuela secundaria. Mil días sin ir a la escuela equivalen a 3.000 millones de horas de aprendizaje perdidas", ha manifestado la directora ejecutiva del organismo, Catherine Russell, quien ha agregado que "para 1,5 millones de niñas, esta exclusión sistemática no es solo una violación manifiesta de su derecho a la educación, sino que también conlleva oportunidades perdidas y un deterioro de su salud mental".

Así, ha manifestado que "los derechos de la infancia, especialmente los de las niñas, no pueden ser rehenes de la política". "Están en juego sus vidas, su futuro, sus esperanzas y sus sueños", ha señalado, al tiempo que ha abundado en que "las consecuencias de la prohibición no solo afectan a las niñas", ya que "también agravan la crisis humanitaria actual y tienen graves repercusiones para la economía y la trayectoria de desarrollo de Afganistán".

"La educación no solo ofrece oportunidades. También protege a las niñas del matrimonio precoz, la desnutrición y otros problemas de salud, y las hace más resilientes frente a desastres como las inundaciones, las sequías y los terremotos que a menudo azotan el país", ha explicado.

Russell ha indicado que el organismo "trabaja sin descanso" para apoyar a la infancia en Afganistán y que "facilitar el acceso a la educación primaria a 2,7 millones de niños y niñas" junto a sus socios, "dirigiendo programas de educación comunitaria para otros 600.000, de los que dos terceras partes son niñas, formando a maestros y haciendo todo lo que podemos para mantener en funcionamiento la infraestructura educativa".

"Coincidiendo con este trágico aniversario, insto a las autoridades 'de facto' a que permitan que todos los niños y niñas vuelvan de inmediato a la escuela. Asimismo, hago un llamamiento a la comunidad internacional para que mantenga su compromiso y siga apoyando a estas niñas que nos necesitan más que nunca", ha apuntado Russell, quien ha reiterado que "ningún país puede progresar cuando la mitad de la población se está quedando atrás".

Los colegios de Afganistán abrieron sus puertas en marzo para un nuevo escolar, el tercero consecutivo en el que las niñas no pueden acudir a las aulas en cursos de educación secundaria y universitaria por la prohibición a su escolarización impuesta por los talibán tras hacerse con el control del país en agosto de 2021.

Los talibán impusieron poco después de su vuelta al poder --tras la huida de la capital, Kabul, del entonces presidente, Ashraf Ghani, en plena retirada de las tropas internacionales-- una batería de restricciones a la vida pública, con el principal foco en mujeres y niñas, incluida la prohibición de su escolarización.

A pesar de que los fundamentalistas --que mantienen una visión extremadamente rigorista del islam-- han prometido en varias ocasiones trabajar para reabrir las escuelas para las niñas, las alumnas de cursos superior a sexto siguen sin poder acudir a clase, a pesar de las peticiones internacionales.

Contador