Actualizado 15/05/2018 17:27 CET

La Unión Europea cree que el inicio del diálogo en Nicaragua es "una señal muy positiva"

UE
TWITTER

   BRUSELAS, 15 May. (EUROPA PRESS/Notimérica) -

   La Unión Europea considera que el inicio del diálogo nacional en Nicaragua, previsto para este miércoles y promovido por la Conferencia Episcopal, es "una señal muy positiva", según ha expresado en un comunicado el Servicio Europeo de Acción Exterior, aunque lamenta la persistencia de la violencia en varias partes del país.

   Además, el Gobierno nicaragüense ha autorizado la entrada al país de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), algo que la UE ve como "otro paso necesario" para comprobar y abordar la situación de los Derechos Humanos, por lo que espera que la visita tenga lugar "lo más pronto posible".

   A pesar de estos "acontecimientos alentadores", la Unión ha recalcado que la violencia no cesa y ha expresado su solidaridad con los familiares y allegados de los muertos y heridos que, como un goteo, se reportan diariamente en el país.

   En el comunicado, llama a las fuerzas policiales a evitar el uso excesivo de la fuerza durante las protestas y a reprimir a los grupos armados, como forma de garantizar la seguridad de los participantes permitir el desarrollo pacífico del diálogo.

   Por último, la UE ha reiterado su apoyo a un "diálogo inclusivo sobre justicia y democracia" como vía de salida a la crisis.

   Las manifestaciones en el país comenzaron en abril para protestar contra la reforma de la seguridad social, pero se extendieron entre la población civil, que fue añadiendo más demandas a la lista.

Lo más leído

  1. 1

    Venezuela.- La Justicia estadounidense falla contra Guaidó y determina que los bonos de PDVSA son válidos

  2. 2

    Space X planea enviar su primera misión a Marte en cuatro años

  3. 3

    El Barça arranca en 'Champions' con dudas

  4. 4

    Coronavirus.- Venezuela reanudará en diciembre los vuelos internacionales al menos a tres países

  5. 5

    Irán.- Irán asegura que su venta de armas "será mucho mayor" que la compra tras el fin del embargo de la ONU