Uruguay abandona la Asamblea General de la OEA por Venezuela

Publicado 27/06/2019 22:15:44CET
Jefes de Estado y de Gobierno en la 49ª Asamblea General de la OEA
Jefes de Estado y de Gobierno en la 49ª Asamblea General de la OEAREUTERS / DAVID ESTRADA

   MADRID, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

   La delegación uruguaya ha abandonado la 49º Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), que se celebra estos días en la ciudad colombiana de Medellín, por la presencia en la misma del 'embajador' del autoproclamado "presidente encargado" de Venezuela, Juan Guaidó.

   Gustave Tarre fue designado el pasado mes de abril por Guaidó para encargarse de la representación venezolana en la OEA, organización regional que el Gobierno de Nicolás Maduro ha abandonado por considerar que sigue los dictados de Estados Unidos.

   La presencia de Tarre ha sido rechazada por varias delegaciones durante la sesión plenaria de este jueves, entre ellas Bolivia, uno de los pocos aliados que Maduro retiene en la región, y México y Uruguay, que han optado por mantener una postura neutral ante la crisis política en Venezuela y apostar por la mediación.

   El jefe de la delegación uruguaya, Ariel Bergamino, ha sido el más contundente de todos al anunciar que, ante la negativa del resto de estados miembro a rechazar a Tarre como delegado venezolano, su equipo se retira del cónclave hemisférico.

   "Si esta Asamblea General convalida estas credenciales está, por la vía de los hechos, reconociendo un nuevo Gobierno de Venezuela. Y en eso el Uruguay no puede tranzar, ni debería permitirlo ninguna nación democrática de este continente", ha dicho Bergamino.

   El delegado uruguayo ha defendido que, a pesar de la "excesiva laxitud" con la que la OEA está interpretando sus propias normas en "estos tiempos", "intentar imponer el reconocimiento como legítima representante de Venezuela a esa delegación es, ni más ni menos, que un avasallamiento de la legalidad".

   Bergamino ha asegurado que abandona la Asamblea General "con pesar, pero con serena convicción", y "sin pretender molestar ni condicionar a nadie". "Nos retiramos de esta reunión, pero no nos retiramos de la OEA", ha querido aclarar, según informa la prensa local.

   Tarre, que ha recibido el respaldo de la mayoría de los países presentes, ha restado importancia al desaire uruguayo. "Nosotros tenemos el apoyo de las inmensas mayorías de las democracias. El apoyo de Nicaragua o Bolivia nos importa muy poco, no nos interesa el apoyo ni de Rusia ni de Turquía", ha espetado.

   La Asamblea General de la OEA arrancó el miércoles con Venezuela en el punto de mira. Así, su secretario general, Luis Almagro, instó a los estados miembro a aumentar la "presión" sobre la "dictadura" de Maduro para forzar su caída. El presidente boliviano, Evo Morales, le ha contestado este jueves urgiéndole a centrar la atención en otros temas, apuntando concretamente al éxodo centroamericano.

CRISIS EN VENEZUELA

   La crisis política en Venezuela se agravó el 10 de enero, cuando Maduro decidió iniciar un segundo mandato de seis años que no reconocen ni la oposición ni buena parte de la comunidad internacional porque consideran que las elecciones presidenciales del 20 de mayo fueron un fraude.

   En respuesta, el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, se autoproclamó mandatario interino el 23 de enero con el objetivo de cesar la "usurpación", crear un gobierno de transición y celebrar "elecciones libres". Ha sido reconocido por Estados Unidos, numerosos países latinoamericanos, así como varios europeos, entre ellos España.

   La OEA ha sido uno de los campos de batalla de esta crisis política. El pasado 27 de abril debía haber surtido efecto la salida de Venezuela, notificada dos años antes por el Gobierno de Maduro, pero el 8 de febrero Guaidó envió una carta a Almagro para permanecer en la organización regional.

   Entretanto, más de cuatro millones de venezolanos han abandonado el país en los últimos años a causa de la crisis humanitaria que sufre la nación caribeña. La ONU advierte de que, si la tendencia continúa, a final de 2019 podrían sumar más de cinco millones.

Contador

Para leer más