Uruguay/Argentina.- Uruguay suspende nuevamente la reunión de Vázquez y Kirchner porque Botnia no paraliza las obras

Actualizado 05/04/2006 15:58:02 CET

MONTEVIDEO/BUENOS AIRES, 5 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno uruguayo anunció ayer nuevamente la suspensión del encuentro que tenían previsto realizar esta semana los presidentes de Uruguay y Argentina, Tabaré Vázquez y Néstor Kirchner, para abordar la crisis de las papeleras, después de criticar que las empresas involucradas, en concreto la finlandesa Botnia, no hayan suspendido los trabajos de construcción de las plantas.

"Lamentablemente debo anunciarles que la cumbre de los presidentes que se esperaba celebrar en el curso de esta semana ha quedado de momento postergada", anunció el secretario de la Presidencia, Gonzalo Fernández, quien recordó que la suspensión de las obras es necesaria para permitir la labor de una comisión binacional de tres técnicos por cada país que iba a evaluar el impacto ambiental de las fábricas.

En este sentido, recordó que Botnia sólo acepta suspender las obras por 10 días a partir del viernes y retomarlas el 18 de abril. "Ese plazo exiguo que coincide con la Semana Santa ha sido considerado insuficiente por las autoridades argentinas porque indudablemente no alcanza para llevar a cabo los estudios", añadió Fernández, según informa la prensa local.

Si bien las autoridades argentinas pedían una suspensión de obras por 90 días inicialmente, Fernández indicó ya que se había acordado un plazo máximo de 45 días. Botnia "sólo acepta diez días que no dan tiempo para realizar ese estudio y no satisface al Gobierno de Argentino", insistió.

"La Presidencia de la República lamenta hondamente que la empresa no haya captado en sus verdaderas dimensiones el alcance, la entidad del conflicto binacional que en este momento enfrentamos y no haya sido más generosa. Pero, bueno, así son las cosas", agregó Fernández, quien confió en que la empresa recapacite.

El sorpresivo anuncio del Gobierno uruguayo se produjo cuando ya estaban muy avanzados los preparativos para la cumbre. "La idea era tener todo pronto para el miércoles y si eso no era posible, hacer la reunión al día siguiente", confió un funcionario del entorno presidencial argentino al diario 'La Nación' de Buenos Aires.

Desde la Casa Rosada, sede del Ejecutivo argentino, consideran que la decisión de Botnia es "una muestra de debilidad" de Vázquez, que después de diez días sin cortes de ruta se quedó sin argumentos para no negociar. "Ahora el problema está del lado uruguayo, entre Tabaré y Botnia", indicaron desde Buenos Aires.