Uruguay/Argentina.- Vázquez se niega a paralizar la construcción de las papeleras pese a la petición expresa de Kirchner

Actualizado 01/03/2006 20:06:11 CET

MONTEVIDEO/BUENOS AIRES, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, descartó hoy la petición expresa de su homólogo argentino, Néstor Kirchner, de paralizar la construcción de dos plantas de celulosa en el departamento de Río Negro, situado en la frontera.

Así lo aseguró la ministra interina de Asuntos Exteriores, Belela Herrera, quien reiteró que el Gobierno uruguayo ya había adelantado que no cabía la posibilidad de suspender la construcción de las dos fábricas de pasta de celulosa.

A la salida del gabinete de ministros Herrera afirmó que Uruguay esperará el fallo del tribunal del Mercosur, al que el país llevó el reclamo por los cortes de ruta en Gualeguaychú y Colón, que afectan la entrada y salida de vehículos.

Kirchner pidió hoy a Vázquez que ordene la suspensión por 90 días de la construcción de las plantas de celulosa en la ciudad uruguaya de Fray Bentos para poder buscar en ese período de tiempo una solución al conflicto que enfrenta a los dos países.

El mandatario argentino precisó que llamó a su homólogo uruguayo para "encontrar una solución inmediata" al conflicto por las papeleras, que ha generado un inusitado grado de tensión en las históricamente cordiales relaciones entre ambos países.

Al hablar ante los legisladores, Kirchner dijo que no conciben esta cuestión "desde ninguna xenofobia", aunque criticó al Gobierno uruguayo por considerar que "ignoró reiterados pedidos de nuestro país" para que se atendiera sus reclamaciones.

Buenos Aires argumenta que las dos plantas de celulosa pueden contaminar el medio ambiente en la región del río Uruguay, compartido entre ambos países. Por su parte, las autoridades uruguayas aseguran que las plantas utilizan una tecnología que no es contaminante.

"Lo invito a suspender las obras por un período de 90 días" para que se puedan realizar los estudios ambientales, señaló Kirchner en su primera referencia pública al enfrentamiento con su homólogo uruguayo, con quien hasta ahora mantenía una buena relación.

Vecinos de la provincia de Entre Ríos mantienen cortados dos de los tres puentes internacionales que llevan hacia Uruguay, en protesta por la construcción de las plantas, que se ubicarán en el departamento uruguayo de Río Negro, en la ciudad de Fray Bentos.