Actualizado 10/10/2006 21:54:20 +00:00 CET

Uruguay.- Fuertes medidas de seguridad para afrontar la XVI Cumbre Iberoamericana que se celebra el próximo mes.

MONTEVIDEO, 10 Oct. (EP/AP) -

El Gobierno uruguayo apeló el martes al "respeto por los derechos de todos", en alusión a quienes puedan organizar algún tipo de manifestación durante el desarrollo de la XVI Cumbre Iberoamericana del mes próximo en Montevideo.

"La situación del país permite la más amplia libertad de expresión y, por lo tanto, apelamos a que cualquier forma de manifestación se realice con respeto por los derechos de todos y dentro del marco de tranquilidad y de paz que está rigiendo en nuestro país", dijo a la prensa el subsecretario del ministerio del Interior, Juan Faroppa.

Al mismo tiempo, se informó que el gobierno enviaría al parlamento un mensaje para disponer el 3, 4 y 5 de noviembre, días de la Cumbre, un día festivo para Montevideo con lo cual se restringiría la circulación de gente y vehículos.

Faroppa, a cargo del ministerio, anticipó que se "implementarán altas medidas de seguridad para prevenir" cualquier tipo de intento de alteración del orden. Incluso, en la página de Internet de presidencia se informó sobre una amplia zona céntrica restringida, en especial en la llamada Ciudad Vieja y sus alrededores y se facultó a la dirección de inteligencia policial para un registro patronímico de los habitantes de esa área.

Consultado sobre posibles acciones de grupos ultraradicales, Faroppa dijo que no se generan "en la próxima cumbre de presidentes exclusivamente. Siempre generan preocupación algunas formas de manifestación que excede los límites de la convivencia democrática. Nos parece muy bien, y estamos dispuestos a colaborar, a apoyar y a darle todos los recursos necesarios en cuanto a la protección y a las garantías de parte del Ministerio del Interior a aquellos grupos que quieran hacer conocer sus puntos de vista, siempre y cuando no se desarrollen acciones de violencia que puedan generar daños en personas o en bienes públicos o privados".

Los presidentes y jefes de estado se reunirán en el hotel Radisson Victoria Plaza frente a la plaza Independencia que estará virtualmente aislada por las medidas de seguridad.

Respecto a si se analiza un plan de contingencia por la eventualidad que la cumbre concentre grupos de otros países, como ha ocurrido en eventos similares, Faroppa dijo que "sí, por supuesto... están tomadas todas las medidas para enfrentar esta y cualquier otra contingencia".