Uruguay.- Martínez y Lacalle Pou inician las maniobras para ganar adeptos de cara a la segunda vuelta

Publicado 28/10/2019 16:22:54CET

Los principales candidatos descartados en primera vuelta proclaman su apoyo a Lacalle Pou

MADRID, 28 Oct. (EUROPA PRESS) -

El candidato oficialista Daniel Martínez y el opositor Luis Lacalle Pou han iniciado este mismo lunes las maniobras para sumar apoyos de los candidatos descartados en la primera vuelta de las elecciones presidenciales que se celebraron el domingo en Uruguay con miras a la segunda ronda, en la que ambos se enfrentarán el próximo 24 de noviembre.

Martínez, del gobernante Frente Amplio, ha obtenido un 40,4 por ciento de los votos, lejos del 50 por ciento que necesitaba para proclamarse vencedor en primera vuelta, mientras que Lacalle Pou, del conservador Partido Nacional, ha anotado un 29,8 por ciento.

Los sondeos sobre intención de voto habían pronosticado este resultado pero, de acuerdo con la prensa uruguaya, en la recta final de la campaña el Frente Amplio manejaba encuestas más optimistas que le hacían pensar en un margen mayor.

"La fuerza más importante del país se llama Frente Amplio", destacó Martínez en un rápido y breve discurso pronunciado desde el hotel Crystal Tower de Montevideo, donde pasó la noche electoral. Al mismo tiempo, asumió el "desafío" de la segunda vuelta confiando en que "el pueblo es inteligente" y "no votará un cheque en blanco".

Martínez se reunirá este mismo lunes con su equipo de campaña para decidir la estrategia para el 24 de noviembre. Según 'El Observador', intentará plantear la competición en términos personales, dejando a un lado los partidos para destacar lo que considera sus fortalezas frente a las supuestas debilidades de Lacalle Pou.

De esta forma, la coalición izquierdista, que aspira a sumar con Martínez otros cinco años de gobierno, después de los diez de Tabaré Vázquez y los cinco de José Mujica, cree que podrá atraer a votantes del Partido Colorado, en una posición más centrada, e incluso de Cabildo Abierto, formación ultraderechista.

El Frente Amplio, al parecer, se agarra a una medición de Equipos que en segunda vuelta daba un empate técnico entre Martínez y Lacalle Pou, si bien los demás sondeos apuntaban al líder opositor como vencedor de este cara a cara. "¡Claro que podemos!", arengó el ex alcalde de Montevideo la noche electoral.

"GOBIERNO MULTICOLOR"

Por su parte, Lacalle Pou comenzó a gestionar la segunda vuelta ya antes de la votación del 27 de octubre. Así, entregó a otros partidos de oposición un documento escrito con varios puntos para explorar las posibilidades de un gobierno de coalición.

El domingo esta expectativa tomó forma. "El gobierno que viene no es del Partido Nacional, es un gobierno multicolor", dijo tras confirmarse que habría balotaje. "Quiero avanzar acuerdos con Ernesto Talvi, del Partido Colorado; Guido Manini, de Cabildo Abierto; Pablo Mieres, del Partido Independiente; y Edgardo Novick, del Partido de la Gente", enunció.

Lacalle Pou auguró "días muy intensos" en los que habrá que "entender mucho" para lograr la "alternancia". "El Uruguay nos dio una clara señal que hay que interpretar rápidamente. El mensaje de hoy es el de una alternancia plural (...) con responsabilidades de muchos para hacerse cargo", afirmó.

Talvi, que ha conseguido un 12,9 por ciento de los votos, anunció el mismo domingo que apostará por Lacalle Pou para el 24 de noviembre. "Uruguay necesita un cambio y, para que eso se concrete, convocamos a nuestros votantes a respaldar al doctor Lacalle Pou", dijo.

No obstante, reiteró la idea machacada durante la campaña electoral de que no dará un "cheque en blanco" al Partido Nacional. Los 'colorados', sostuvo, tendrán "una voz muy significativa" en un eventual gobierno de coalición. "Tenemos mucho que aportar", enfatizó.

El general Manini Ríos, con un 11 por ciento de los votos, también se ha decantado rápidamente. "Cabildo Abierto está por el cambio y, por eso, anunciamos ahora que vamos a apoyar a Lacalle Pou para la segunda vuelta electoral", proclamó. "Cabildo Abierto va a apoyar con su bancada todos los proyectos que den soluciones a la gente", añadió.

Una hipotética victoria del bloque opositor que intenta conformar Lacalle Pou supondría un cambio radical en Uruguay, después de quince años de gobiernos del Frente Amplio. La nación suramericana se introduciría en la senda ya explorada por varios países de la región que han tornado de signo político rompiendo con un largo legado.

Para leer más