Actualizado 29/11/2015 11:56:32 +00:00 CET

El uruguayo Luis Almagro toma posesión como secretario general de la OEA

Luis Almagro, ministro de Asuntos Exteriores de Uruguay (2012).
REUTERS

WASHINGTON, 27 May. (EUROPA PRESS) -

   El exministro de Exteriores de Uruguay Luis Almagro ha tomado posesión este martes como secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), en sustitución de José Miguel Insulza, y ha prometido proteger los Derechos Humanos y buscar la solución pacífica a los conflictos en la región, cumpliendo con los principios de "no injerencia en aquellos asuntos que son de la jurisdicción interna de otros Estados".

   Durante una sesión protocolaria del Consejo Permanente en la sede de la organización, en la ciudad estadounidense de Washington, Almagro ha jurado su cargo, que ocupará hasta el año 2020, después de ser elegido secretario general de la OEA el 18 de marzo con 33 votos a favor, una abstención y ningún voto en contra de los representantes de los estados miembro.

   Almagro se ha comprometido a llevar a cabo un proceso de transformación de la OEA que le permita adaptarse a las realidades del siglo XXI y "evitar que el hemisferio vuelva a caer en las prácticas de una guerra fría".

   "Para ello debemos fortalecer las capacidades de negociación, de mediación y de construcción de consensos en esta OEA que nos alberga a todos los países del hemisferio", ha dicho el nuevo secretario general de este organismo regional.

   Según ha detallado a través de un comunicado, la OEA "debe tender una mano a aquellos países que atraviesan momentos de crispación", advirtiendo de que "la gobernabilidad democrática va más allá de elecciones".

   En este sentido, Almagro pretende crear "una escuela de gobierno" para funcionarios públicos y miembros de la sociedad civil del hemisferio, como "un herramienta para fortalecer las prácticas de transparencia institucional, la búsqueda de consensos para encarar reformas y la rendición de cuentas ante la ciudadanía".

LUCHA CONTRA LA DESIGUALDAD

   Una de las guías de la estrategia marcada por Almagro es la cuestión de la desigualdad y la "generación de oportunidades para todos los ciudadanos, independiente de su raza, género, lugar de nacimiento, condición social, u orientación sexual", al entender que se trata de una "preocupación" presente en todos los países del continente.

   En este punto ha hecho referencia al problema de la inmigración forzada: "Día a día, miles de americanos emigran en busca de un mejor futuro. Ellos y sus familias están en una posición de alta vulnerabilidad. Sus derechos deben ser asegurados". Por ello, el nuevo secretario general de la OEA segura que hará del lema "más derechos para más gente" su motivo de existencia.

   "Juntos, en la diversidad, con respeto, tolerancia y diálogo, podremos asegurar más derechos para más americanos", ha apostillado Almagro, quien también ha reclamado a los países miembros "un esfuerzo en materia de transparencia y combate a la corrupción", que ha descrito como una de las mayores lacras de la región.

   El uruguayo ha añadido que estos valores "son parte de una agenda que también se expresa en el terreno regional e internacional y de la que el expresidente de Uruguay José Mujica es un claro exponente".

   Parafraseando al exmandatario --con quien trabajó durante años--, Almagro ha dicho que "la verdadera innovación en política es vivir como uno piensa, ya que de lo contrario se arriesga a que termine pensando como uno vive".

INTEGRACIÓN DE CUBA

   Por último, el recién nombrado secretario general de la OEA ha asegurado que trabajará "para que Cuba pueda integrarse plenamente" en el organismo, aunque ha matizado que esto llevará un tiempo de adaptación que se deberá respetar, destacando la Cumbre de las Américas, celebrada el pasado mes de abril en Panamá, como "un punto de inflexión" en el hemisferio.

   "La inclusión de Cuba junto a las renovadas relaciones bilaterales con Estados Unidos abre un abanico de distensión de efecto benefactor para todo el hemisferio", ha sentenciado el excanciller uruguayo.