Actualizado 29/10/2012 18:04 CET

Varios sindicalistas impiden la distribución de 'Clarín y 'La Nación'

BUENOS AIRES, 29 Oct. (EUROPA PRESS) -

Varios miembros del Sindicato de Vendedores de Diarios y Revistas de Buenos Aires han bloqueado este lunes las imprentas de los diarios argentinos 'Clarín' y 'La Nación' impidiendo la veta de ambas publicaciones en la región de la capital tras una protesta que no había sido anunciada.

Ambos periódicos han protestado a través de su ediciones digitales debido a que tras varios requerimientos a las fuerzas de seguridad, ningún agente se ha presentado en las imprentas para despejar a los manifestantes.

"Los piquetes se instalaron en las puertas de las plantas impresoras, para impedir la entrada y salida de camiones y trabar así la distribución", ha explicado el propio 'Clarín' en su edición web. Ambos diarios han explicado que la distribución solo se ha visto afectada en la provincia de Buenos Aires.

La protesta se debe a las peticiones del Sindicato de Vendedores de Diarios y Revistas, dirigido por Omar Plaini, de un aumento de la comisión de la venta de los periódicos. "No estamos impidiendo nada, sólo vinimos a repudiar el empobrecimiento de la actividad", ha indicado Plaini, según la agencia oficial Télam.

"Si no tenemos respuestas vamos a dar toda la lucha que tenemos que dar. Sabemos que el Gobierno en esto nos apoya", ha señalado el dirigente sindicalista, que ha asegurado que las empresas informativas les han obligado a realizar la protesta al no haber diálogo.

El bloqueo llevado a cabo este lunes se produjo también los pasados sábado 18 y domingo 19 de agosto. Sin embargo, en aquella ocasión, el sindicato anunció la celebración de las protestas y se realizó una distribución alternativa.

La Asociación de Editores de Diarios ha pedido que el sindicato y los propietarios de los diario "reflexionen" sobre el conflicto para evitar un nuevo episodio parecido, mientras que la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas ha señalado que la protesta es "una forma evidente de censura".