Actualizado 25/09/2006 21:18:10 +00:00 CET

Vaticano/México.- El Papa canonizará el 15 de octubre al obispo michoacano Rafael Guízar y Valenci

VATICANO, 25 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Papa Benedicto XVI presidirá el 15 de octubre en la Plaza de San Pedro, la ceremonia de canonización del obispo mexicano Rafael Guízar y Valencia, la del sacerdote italiano dedicado al apostolado de los sordomudos, la de la religiosa también italiana que fundó la primera escuela pública de mujeres en Italia y la de la religiosa francesa que evangelizó Estados Unidos.

Monseñor Guízar y Valencia nació el 26 de abril de 1878 en Cotija, un poblado del estado de Michoacán y fue el cuarto de 11 hijos. Su hermano llegó a ser arzobispo de Chihuahua, y sus hermanas María y María de Jesús, se dedicaron a la vida religiosa. Recibió la ordenación sacerdotal en Zamora (Michoacán) el 1 de junio de 1903, a los 23 años, y cinco días después celebró su primera Misa durante la festividad de Corpus Christi.

Su predicación se extendió, según informa la agencia ACI, a Guatemala, Colombia, Cuba y el sur de Estados Unidos. Fue nombrado obispo de Veracruz. Falleció el 6 de junio de 1938 en México y en 1995 fue beatificado por el Papa Juan Pablo II.

Otros dos beatos que el Papa canonizará el 15 de octubre son italianos: Filippo Smaldone, fundador de la Congregación de las Hermanas Salesianas de los Sagrados Corazones, y Rosa Venerini, virgen y fundadora de la Congregación de las Maestras Pías Venerinas.

El primero (1848-1923), es conocido como el apóstol de los sordomudos, ya que fundó un instituto de atención a esa discapacidad en Lecce (Italia) en 1885, fue sacerdote, consejero y director espiritual de muchos religiosos, y beato desde 1996.

Por su parte, Venerini (1656-1728) se dedicó a enseñar el catecismo a niños y adultos, fundó la primera escuela pública femenil de Italia. En mayo de 1952, el Papa Pío XII la proclamó beata.

La tercera futura santa es la francesa Theodore Guérin (1798-1856), virgen y fundadora de la Congregación de las Hermanas de la Providencia de Santa María de los Bosques en Indiana, Estados Unidos, donde fundó un convento, un noviciado, una academia, escuelas, misiones y un orfanato.