Publicado 01/04/2021 22:46CET

Vaticano.- El Papa celebra una misa privada con el cardenal Becciu, destituido en septiembre por un caso de malversación

ROMA, 1 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Papa ha celebrado una misa privada con el cardenal Angelo Becciu, destituido en septiembre de su cargo como prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos y despojado de su derechos relacionados con el Cardenalato por su implicación en un caso de malversación de fondos de la Secretaría de Estado del Vaticano.

Según ha publicado el periódico L'Unione Sarda, el Papa ha celebrado esta tarde, en torno a las 17.30 horas, la misa de Jueves Santo en la capilla del apartamento privado del purpurado italiano, situada el Palacio del Santo Oficio, donde también está la sede de la Congregación para la Doctrina de la Fe de la Iglesia católica. La oficina de prensa del Vaticano no ha confirmado oficialmente esta noticia.

El pasado 24 de septiembre el Papa aceptó la renuncia de Becciu tras hacerse pública una investigación sobre una supuesta participación del cardenal en la compra opaca de un inmueble en Londres que dejó un agujero en las cuentas del Vaticano de entre 73 y 166 millones.

El Papa presidió esta mañana de Jueves Santo la Misa del Crisma, en la que se bendicen los santos óleos utilizados para sacramentos como la confirmación, ordenación sacerdotal y unción de enfermos. Sin embargo, se ausentó durante la Misa de la Cena del Señor, el Jueves Santo por la tarde que fue presidida por el decano del Colegio Cardenalicio, Cardenal Giovanni Battista Re.

En años anteriores el Papa solía desplazarse hasta alguna cárcel para celebrar la misa de Jueves Santo, pero las restricciones sanitarias lo han impedido en esta ocasión. De hecho una de las imágenes más icónicas de su pontificado la representa el pontífice arrodillado mientras lavaba los pies a un grupo de reclusos, un gesto con la que en años anteriores ha rememorado la Última Cena.

En 2019 Francisco celebró los oficios del jueves Santo en el centro Penitenciario de Velletri de Roma. En 2018 el pontífice escogió la prisión central de Roma 'Regina Coeli' en la que visitó también la VIII Sección donde cumplen condena los presos que han cometido delitos de naturaleza sexual.

Contador