Publicado 16/12/2020 19:35CET

Vaticano.- El Papa desea un sistema educativo que aleje a la sociedad de la "indiferencia" y el "descarte"

ROMA, 16 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Papa ha instado a afianzar un sistema educativo que aleje a la sociedad de la "indiferencia" y el "descarte" que ha definido como "dos grandes males" que se ciernen sobre el mundo actual.

"Los jóvenes líderes y los educadores globales se están reuniendo desde todas partes del mundo para promover un nuevo tipo de educación, que permita superar la actual globalización de la indiferencia y la cultura del descarte. Dos grandes males de nuestra cultura, la indiferencia y el descarte", ha dicho el Santo Padre.

Francisco ha hecho estas declaraciones en un vídeo mensaje con ocasión del lanzamiento de la 'Misión 4.7 y del pacto global de la educación'. De este modo ha recordado que "la educación es un acto de esperanza" al tiempo que ha invitado a promover un nuevo tipo de educación que fomente "la trascendencia de la persona humana" y la "apertura a Dios".

El Papa ha analizado las consecuencias de la pandemia de COVID-19 que ha traído consigo "un año de aislamiento obligado y exclusión, de angustia y crisis espirituales y de no pocas muertes, y de una crisis educativa sin precedentes".

Así, ha lamentado que más de mil millones de niños hayan "enfrentado interrupciones en su educación" y otros cientos de millones de niños se hayan "quedado atrás en las oportunidades de desarrollo social y cognitivo". También ha señalado con pesar que en muchos lugares, las crisis biológica, psíquica y económica "han empeorado mucho por las crisis políticas y sociales aparejadas".

Por ello ha instado a poner en marcha un pacto educativo mundial "que ha sido quebrado" si bien ha aplaudido que algunos gobiernos se hayan comprometido nuevamente "a poner en práctica estas ideas mediante la adopción de la Agenda 2030 y de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU, en sinergia con el pacto global sobre la educación".

El pontífice ha destacado que, en el corazón de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, está "el reconocimiento de que la educación de calidad para todos es una base necesaria para proteger nuestro hogar común y fomentar la fraternidad humana".

Precisamente el ODS 4 compromete a todos los gobiernos a "garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad, como asimismo promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida, y esto para todos".