Publicado 26/09/2021 15:24CET

Vaticano.- El Papa muestra su "cercanía y solidaridad" a los afectados por la erupción del volcán de La Palma

26 September 2021, Vatican, Vatican City: Pope Francis delivers Angelus prayer from the window of the Apostolic palace overlooking Saint Peter's Square at the Vatican. Photo: Evandro Inetti/ZUMA Press Wire/dpa
26 September 2021, Vatican, Vatican City: Pope Francis delivers Angelus prayer from the window of the Apostolic palace overlooking Saint Peter's Square at the Vatican. Photo: Evandro Inetti/ZUMA Press Wire/dpa - Evandro Inetti/ZUMA Press Wire/d / DPA

ROMA, 26 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Papa ha mostrado durante el Ángelus de este domingo su "cercanía y solidaridad" a los afectados por la erupción del volcán Cumbre Vieja, en la isla canaria de La Palma, que ya ha hecho que más de 6.000 personas hayan tenido que ser evacuadas de sus hogares.

"Envío mi cercanía y solidaridad a todos aquellos que han sido golpeados por la erupción del volcán en la isla de La Palma, en Canarias, España", ha dicho Francisco, tras el rezo del ángelus en la plaza de San Pedro.

"Me uno a todos aquellos que han sido forzados a abandonar sus hogares, y por todos ellos rezamos a la Virgen de estas tierras, venerada como la Virgen de las Nieves", ha agregado.

Además ha aprovechado su alocución para alertar contra el peligro de la cerrazón dentro De la Iglesia: "A veces podemos dar la impresión de ser "los primeros de la clase" y tener a los demás a distancia en lugar de caminar con todos".

Así ha alertado de la tentación de ir por ahí "exhibiendo el 'carné de creyentes," para juzgar y excluir". De este modo ha instado a superar "la tentación de juzgar y de catalogar" porque -según ha dicho - las "comunidades cristianas deben ser lugares de comunión y no de separación". Y ha agregado: "El Espíritu Santo no quiere cierres, quiere apertura, comunidades acogedoras donde haya sitio para todos".

De este modo ha puesto en guardia ante las actitudes de los católicos que son "inflexibles hacia los otros" pero "indulgentes" consigo mismos. Y ha invitado a preguntarse: "¿Qué hay en mí que contrasta con el Evangelio? ¿Qué quiere Jesús en concreto que corte en mi vida?".

Contador