Publicado 28/06/2021 17:47CET

Vaticano.- El Papa pide a los ortodoxos superar rivalidades: "¿Acaso no ha llegado la hora de abatir viejos prejuicios?"

13 June 2021, Vatican, Vatican City: Pope Francis delivers the delivers Angelus Prayer form the window overlooking St. Peter's Square at the Vatican. Photo: Evandro Inetti/ZUMA Wire/dpa
13 June 2021, Vatican, Vatican City: Pope Francis delivers the delivers Angelus Prayer form the window overlooking St. Peter's Square at the Vatican. Photo: Evandro Inetti/ZUMA Wire/dpa - Evandro Inetti/ZUMA Wire/dpa

ROMA, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Papa Francisco ha recibido este lunes en audiencia a una representación del Patriarcado Ecuménico de Constantinopla encabezada por el Metropolita Emmanuel de Calcedonia, en la víspera de la Solemnidad de los Santos Pedro y Pablo, según ha informado Vatican News.

"Queridos hermanos, ¿acaso no ha llegado la hora, con la ayuda del Espíritu, de dar un nuevo impulso a nuestro camino para abatir viejos prejuicios y superar definitivamente rivalidades dañinas?", se ha preguntado Francisco.

Además, el Papa ha manifestado su seguridad de que el testimonio de la creciente comunión entre los cristianos será también "un signo de esperanza para muchos hombres y mujeres, que se sentirán animados a promover una fraternidad más universal y una reconciliación capaz de remediar los males del pasado".

En sus palabras, esa es la "única vía para abrir un futuro de paz". "Otro signo profético será también una colaboración más estrecha entre ortodoxos y católicos en el diálogo con otras tradiciones religiosas", ha dicho.

Para el Santo Padre, el Covid "es un flagelo, pero también una lección de humildad para vivir sanos en un mundo enfermo". En este sentido, ha advertido de que "más grave que esta crisis es sólo la posibilidad de desperdiciarla" y ha reiterado que esta pandemia sería "un desperdicio" si no se aprende la "lección que ofrece".

"Una lección de humildad, que nos enseña la imposibilidad de vivir sanos en un mundo enfermo y de continuar como antes sin darnos cuenta de lo que no funcionaba", ha precisado.

El Papa se dirigió asimismo a los cristianos: "Llamados seriamente a preguntarnos si queremos volver a hacer todo como antes, como si no hubiera pasado nada, o si queremos asumir el reto de esta crisis. La crisis implica un juicio, una separación entre lo que hace bien y lo que hace mal".

Al término de la audiencia, Francisco envió sus afectuosos saludos al Patriarca Bartolomé, que no pudo viajar a Roma. "Lo siento como mi verdadero hermano", ha afirmado el Papa, quien nunca negó el "profundo vínculo" con el Primado ortodoxo.

Tras la audiencia con el Papa, la delegación de Constantinopla se reunió con el Consejo Pontificio para la Promoción de la Unidad de los Cristianos, dirigido por el Cardenal Kurt Koch. Este martes asistirá a la solemne celebración presidida por el Santo Padre en la Basílica de San Pedro con motivo de la fiesta de los Santos Pedro y Pablo.