Publicado 02/02/2021 16:42CET

Vaticano.- El Papa pide una solidaridad con los pueblos indígenas que no imponga una dirección "avasalladoramente"

21 December 2020, Vatican, Vatican City: Pope Francis leads an audience for the workers and employess of the Vatican City in Aula Paolo VI. Photo: Evandro Inetti/ZUMA Wire/dpa
21 December 2020, Vatican, Vatican City: Pope Francis leads an audience for the workers and employess of the Vatican City in Aula Paolo VI. Photo: Evandro Inetti/ZUMA Wire/dpa - Evandro Inetti/ZUMA Wire/dpa - Archivo

MADRID, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Papa ha mostrado la "cercanía y el compromiso de la Iglesia" católica con los pueblos indígenas para los que ha pedido un tipo de solidaridad que no imponga "avasalladoramente la propia dirección" y que supere la visión de "uniformismo" para respetar la diversidad.

"La globalización no puede significar un uniformismo que ignore la diversidad e imponga un nuevo tipo de colonialismo", ha señalado el Papa en la apertura de los trabajos de la V Reunión del Foro del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), una de las tres agencias de las Naciones Unidas con sede en Roma.

En su mensaje, que ha sido leído por monseñor Fernando Chica Arellano, representante de la Santa Sede ante los organismos de la ONU de la alimentación y la agricultura en Roma, el Pontífice ha instado a crear "alternativas desde la solidaridad" para que nadie "se sienta ignorado", pero tampoco imponga "avasalladoramente la propia dirección, considerándola como la única correcta".

Por el contrario, el obispo de Roma ha manifestado que "cuando las diversidades se articulan y se enriquecen mutuamente, la comunión entre los pueblos florece y se vivifica". Para el Papa la clave está en "promover un desarrollo que no lleve el consumo como medio y como fin, sino que verdaderamente vele por el entorno, escuche, aprenda y dignifique".

A este respecto ha reivindicado "la ecología integral", en la que la "justicia social" se conjuga con la protección del planeta. "Sólo con esta humildad de espíritu podremos ver la derrota total del hambre y una sociedad basada en valores perdurables, que no son fruto de modas pasajeras y sesgadas, sino de la justicia y la bondad", ha señalado.

De este modo, ha instado una vez a cuidar el medioambiente para entregar a las generaciones venideras "un tesoro" y no "un cúmulo de desechos y despojos". Y ha concluido: "Lo que nos beneficia a todos y que precisamente será lo que nos permitirá pasar por este mundo dejando un surco de altruismo y generosidad, sin quedar heridos por la inmanencia terrena, desolados por el vacío espiritual, paralizados por la autorreferencialidad o entristecidos por el individualismo".