Publicado 08/02/2021 18:35CET

Vaticano.- El Papa priorizará en Irak a los cristianos perseguidos

ROMA, 8 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Papa reanudará el 5 de marzo su agenda internacional tras el parón de la pandemia con un viaje a Irak, donde la prioridad serán los cristianos perseguidos y los desplazados por el terrorismo yihadista así como el diálogo antirreligioso.

Así se deduce de la agenda del viaje, que incluye la visita a las ciudades de Bagdad, Mosul, Erbil y Bajdida, publicada este lunes por la oficina de prensa del Vaticano.

El Papa saldrá el viernes por la mañana desde el aeropuerto internacional de Fiumicino (Roma) del avión de Alitalia con destino a Bagdad (capital de Irak) adonde llegará por la tarde. Nada más aterrizar, el Pontífice tendrá un encuentro privado con el primer ministro de Irak, Mostafá al Kazemi, en la sala VIP del aeropuerto internacional de Bagdad. Después, ambos se trasladarán al Palacio Presidencial de Bagdad, donde se llevará a cabo la ceremonia oficial de Bienvenida.

Allí mismo, Francisco realizará la tradicional visita de cortesía privada al presidente de la República de Irak, Barham Salí. Al finalizar, el Papa participará en el encuentro con las autoridades, la sociedad civil y el cuerpo diplomático que se realizará en un salón del Palacio Presidencial de Bagdad y pronunciará su primer discurso.

A final del día, está previsto que se traslade a la catedral siro-católica de 'Nuestra Señora de la Salvación' en Bagdad para el encuentro con los obispos, sacerdotes, religiosos, religiosas, seminaristas y catequistas en donde pronunciará otro discurso.

Al día siguiente, sábado, el Papa viajará en avión de Bagdad a Nayaf en donde visitará al Gran ayatolá Sayyid Alí Husaini Sistani, la principal autoridad chií en Irak. Luego, viajará en avión de Nayaf hacia Nasiriya, donde participará en un encuentro interreligioso en la llanura de Ur y pronunciará un discurso.

El domingo el Papa viajará en avión a Erbil, capital del Kurdistán iraquí, donde será recibido en el Salón VIP Presidencial del Aeropuerto de Erbil por las autoridades religiosas y civiles de la región autónoma de Kurdistán Iraquí. Este punto se erige como el último refugio de los cristianos en Irak, en la región autónoma del Kurdistán, que consiguió su independencia en 1991 tras la primera Guerra del Golfo, un lugar donde, de momento, son tolerados, aceptados y pueden exigir algunos derechos.

Debido a las numerosas persecuciones y amenazas de muerte a manos de los grupos musulmanes radicales, miles de familias cristianas escaparon de las ciudades de Basora, Bagdad y Mosul para refugiarse en Erbil y las zonas limítrofes. Antes de que Estados Unidos invadiera Irak en 2003, había alrededor de 1,2 millones de cristianos en todo el país; ahora no quedan más de 300.000. Además de católicos caldeos, que representan el 75 por ciento de los cristianos iraquíes, están los asirios o nestorianos, seguidos de siriaco-ortodoxos, y, en menor número, armenios y protestantes.

Está previsto que Francisco viaje en helicóptero hacia Mosul, donde realizará una oración de sufragio por las víctimas de la guerra en Hosh al Bieaa (Plaza de la Iglesia) en Mosul. En 2003, la comunidad cristiana de Mosul tenía unos 35.000 fieles. En los once años siguientes al comienzo de la guerra para derrocar a Sadam Hussein, el número cayó trágicamente y los asesinatos y secuestros a cristianos estaban casi a la orden del día. Muchas de las iglesias caldeas cerraron incluso antes de la invasión del autodenominado Estado Islámico porque un gran número de personas abandonó Mosul tras el asesinato en 2008 del obispo caldeo Raho y del padre Ragheed.

En 2014 quedaban en la ciudad unos 15.000 creyentes de diferentes Iglesias: caldeos, siro-ortodoxos, siro-católicos y algunas familias armenias. Con la llegada de los yihadistas, miles de cristianos huyeron inmediatamente de la ciudad. Los que no escaparon fueron obligados a convertirse o ejecutados.

Luego, el Pontífice irá en helicóptero a Bajdida, considerada la ciudad cristiana más grande de Iraq, en la llanura de Nínive, donde poco a poco los cristianos están comenzado a volver tras la derrota por parte del ejército iraquí de los terroristas yihadistas. Allí, visitará la Iglesia de la 'Inmaculada Concepción', pronunciará un discurso y rezará el Ángelus. Finalmente, el Papa se trasladará a Erbil, donde presidirá la Santa Misa en el Estadio 'Franso Hariri'. Al concluir la Misa, volverá en avión al aeropuerto internacional de Bagdad.

El lunes por la mañana el Papa participará en la ceremonia de despedida en el aeropuerto internacional de Bagdad y partirá en avión hacia el aeropuerto internacional Ciampino de Roma.