Publicado 10/12/2020 13:18CET

Vaticano.- El Vaticano organiza una reunión para tomar el pulso a la crisis humanitaria en Siria e Irak

ROMA, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral ha organizado un encuentro virtual para tomar el pulso a la crisis humanitaria en Siria e Irak con agencias católicas en el terreno en el que participarán cerca de 50 organizaciones caritativas católicas que trabajan sobre el terreno, además de representantes de los episcopados locales e instituciones eclesiales, así como congregaciones religiosas y los nuncios apostólicos de la región.

Según ha informado en una nota de prensa el propio organismo del Vaticano, el objetivo es tener un momento de reflexión y comunión fraterna, además de coordinar la labor que realizan las Instituciones Eclesiales implicadas en acciones de caridad y asistencia a favor de las poblaciones más afectadas en Oriente Medio. El encuentro 'on line' dará comienzo con un video-mensaje del Papa que precisamente viajará a Irak en marzo del año que viene, tras un parón general en los viajes internacionales debido a la pandemia de coronavirus.

En el convenio también se analizará el papel de la Iglesia en Siria e Irak, el tema de los migrantes y las personas desplazadas internamente y la labor que realizan las agencias católicas en la zona y su trabajo en la transición de la fase de emergencia a la de desarrollo integral.

"Esta reunión --se precisa en la nota de prensa-- adquiere especial relevancia en esta época de pandemia y crisis, en la que se observan problemas interconectados de naturaleza sanitaria, económica, social y política".

De este modo, se realizará un balance de la labor realizada hasta la fecha por las organizaciones católicas de desarrollo en el contexto de la crisis del Líbano y la pandemia de la Covid-19, compartiendo información sobre la situación actual y la respuesta de la Iglesia. Además, se examinarán las cuestiones críticas surgidas e identificarán las prioridades para el futuro, analizando la situación de las comunidades cristianas que viven en los países afectados por la guerra y promoviendo la sinergia entre los órganos de la Iglesia y la Iglesia local.

El conflicto en Siria y el Irak ha producido una de las crisis humanitarias más graves de los últimos decenios. La Santa Sede, además de la actividad diplomática, participa activamente en los programas de ayuda y asistencia humanitaria. Desde 2014, la red de la Iglesia ha asignado más de 1.000 millones de dólares a la respuesta de emergencia, llegando a más de 4 millones de beneficiarios individuales por año.

Según fuentes de las Naciones Unidas, en la actualidad todavía hay 11 millones de personas que necesitan asistencia humanitaria en Siria, mientras que hay más de 6 millones de desplazados internos. En Irak, las cifras ascienden a más de 4 millones de personas que necesitan asistencia humanitaria y más de 1 millón de desplazados internos, respectivamente. Sin embargo, se subraya que todos los países de la zona se ven afectados por la grave crisis humanitaria, en particular el Líbano, Turquía y Jordania.