Venezuela acusa a la UE de subordinarse a EEUU para conseguir un cambio de Gobierno

Publicado 19/06/2019 18:24:13CET
Anatoly Zhdanov - Archivo

   MADRID, 19 Jun. (EUROPA PRESS) -

   El Gobierno de Nicolás Maduro ha rechazado por injerencistas las últimas declaraciones de la Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini, en las que alerta del "empeoramiento de la situación policía en Venezuela", al tiempo que ha considerado que son una prueba de la supuesta subordinación de la UE a Estados Unidos para conseguir un cambio de régimen en la nación caribeña.

   Mogherini denunció el martes la continuidad de los ataques contra los diputados de la Asamblea Nacional, así como la "dramática situación humanitaria" en Venezuela, dos hechos que, en su opinión, subrayan "la urgencia de una salida política a esta crisis a través de elecciones presidenciales libres y creíbles".

   El Ministerio de Exteriores venezolano la ha contestado en otro comunicado en el que acusa a Mogherini de "intervenir una vez más en asuntos de la exclusiva competencia de Venezuela y de sus instituciones legítimamente constituidas". "Nuevamente el Servicio Europeo de Acción Exterior se percibe claramente subordinado a la estrategia de la Administración Trump para generar un cambio de gobierno por vías inconstitucionales", ha dicho.

   Además, el departamento que dirige Jorge Arreaza ha advertido a la jefa de la diplomacia europea de que "este tipo de pronunciamientos injerencistas que acostumbra a hacer la UE en cada ocasión que se han establecido canales de diálogo político en Venezuela, más que propiciar, entorpece los esfuerzos de los venezolanos por llegar a acuerdos soberanos".

   Caracas también ha alertado a Bruselas de que, si bien "se considera a sí misma vitrina de la democracia moderna en Occidente, pierde ese atributo de inmediato ante la comunidad internacional al esconder los graves hechos de violencia política ejecutados contra la democracia venezolana durante los últimos meses, que han incluido intentos de golpe de Estado, como el del pasado 30 de abril".

   A este respecto, la diplomacia venezolana ha lamentado que "defender a los golpistas, a los responsables de delitos políticos y a quienes hacen llamados para una intervención militar extranjera en Venezuela, ha pasado a ser una constante de la Unión Europea".

   "Una muestra más de la participación de la UE en la estrategia guerrerista que ha emprendido Washington", ha argumentado, "radica en que la inmensa mayoría de los fondos del pueblo venezolano congelados ilegalmente, como consecuencia del criminal bloqueo financiero y comercial del Gobierno de Estados Unidos", están en territorio comunitario.

   En este contexto, el Gobierno de Maduro ha exhortado a la UE a "mantener una posición de equilibrio constructivo, acorde con sus principios constitutivos, así como a respetar la soberanía e independencia de Venezuela", y ha invitado a sus estados miembro a "desligarse definitivamente de los perversos planes imperialistas contra el pueblo venezolano".

Contador

Para leer más