AI denuncia que la detención de López "es un intento de silenciar a la disidencia" en Venezuela

Publicado 19/02/2014 22:43:42CET
REUTERS

MADRID, 19 Feb. (EUROPA PRESS) -

Amnistía Internacional (AI) ha denunciado que la detención del líder del partido político opositor Voluntad Popular (VP), Leopoldo López, "es un intento políticamente motivado de silenciar a la disidencia" en Venezuela.

La subdirectora de AI para las Américas, Guadalupe Marengo, ha considerado que "estos cargos están políticamente motivados por el liderazgo de López en las recientes protestas antigubernamentales". "Es una afronta a la Justicia y la libertad de reunión", ha dicho.

"Las autoridades venezolanas deben presentar pruebas sólidas para sustanciar cargos contra López o liberarle inmediata e incondicionalmente", ha sostenido a través de un comunicado difundido este miércoles.

AI ha indicado que, aunque no ha podido ver la orden de detención contra López, "parece que ha sido acusado de homicidio, lesiones graves y otros crímenes en relación con los muertos durante las manifestaciones de los últimos días".

"El presidente (venezolano) Nicolás Maduro mostró su compromiso con los Derechos Humanos cuando dijo que no toleraría la violencia por parte de sus seguidores y de las fuerzas de seguridad. Ahora debe mandar un mensaje claro de que nadie va a ser detenido por ejercer su derecho de reunión y a la libertad de expresión", ha instado.

"AUTOR INTELECTUAL"

López se entregó ayer a la Justicia venezolana después de pasar una semana como fugitivo acusado de ser el "autor intelectual" de los enfrentamientos que se produjeron el pasado miércoles en Caracas entre jóvenes opositores y oficialistas.

Desde entonces, está recluido en una cárcel militar de los alrededores de Caracas en la que, según ha sostenido el Gobierno, tiene garantizadas "su seguridad, su integridad física y su dignidad humana".

El líder opositor se ha presentado hoy por primera vez ante el juez para dar su versión de los hechos y conocer los cargos exactos en su contra. A su llegada al Palacio de Justicia ha sido recibido por decenas de simpatizantes que han exigido su puesta en libertad.

Para leer más